Alien Architect
Gig Seeker Pro

Alien Architect

Philadelphia, Pennsylvania, United States | Established. Jan 01, 2006 | SELF

Philadelphia, Pennsylvania, United States | SELF
Established on Jan, 2006
Band Hip Hop Avant-garde

Calendar

This band has not uploaded any videos
This band has not uploaded any videos

Music

Press


"ALIEN ARCHITECT – ARTERIA"

12.19.2014
ALIEN ARCHITECT – ARTERIA
Independiente, 2014
Una reseña de Arturo J. Flores

[8.6]

En 1992, Woody Harrelson protagonizó junto a Wesley Snipes la película White men can’t jump, escrita y dirigida por Ren Shelton. En ella, el también protagonista de Asesinos por naturaleza interpreta a Billy, un jugador callejero de basquetbol que experimenta en las chanchas de Venice, California, una especie de racismo a la inversa: los negros, empezando por su pareja de juego Sidney, encarnado por Snipes, no creen que un niño caucásico sea capaz de realizar una clavada espectacular porque, como sostiene el título del filme, los hombres blancos no saben saltar.

Sin embargo, diría Galileo, se mueven. Tarde o temprano Billy consigue encestar al estilo Michael Jordan y quedarse colgado del aro, acallando a sus detractores aunque perdiendo en el camino a su cachondísima novia, a quien la otrora sensual Rosie Perez le prestara su cuerpo.

Escuchar el álbum Arteria, de Alien Architect, nombrado de nacimiento Devin Asher Shlomo Cohen y originario de Filadelfia, es convencerse de que los blancos también pueden tocar la música que se considera exclusiva de los afroamericanos y refrescarla, con una visión mucho más arriesgada.

Arteria es el resultado de una experimentación sonora que reúne géneros como el spoken word, el free jazz, la música electrónica, los drones, el post rock, el shoegaze y por supuesto, el rap. Como multi instrumentista, Devin se encarga de programar cajas de ritmos, tocar la guitarra, los sintetizadores y escribir/rapear/declamar extensas intervenciones poéticas a ritmos desiguales. Si en un tiempo se habló de los hombres orquesta, el norteamericano vendría siendo un hombre banda.

De acuerdo con sus propias palabras, su alter ego Alien Architect nació cuando Devin tenía 11 años y comenzó a tomar lecciones de piano y violín. Fue un niño muy introvertido, al que inclusive se le impartieron clases en casa, debido a que su padre sufría de esclerosis múltiple, aunque también asistió a campamentos artísticos de verano. Entre sus juguetes, el favorito era un set de batería al que aporreaba en la soledad del sótano.

La música fue, en ese sentido, la forma que encontró de comunicarse con el mundo. Pese a que sus composiciones parecen complejas, sumamente detallistas, es en los textos donde vuelca la mayor parte de su energía. La música funciona como el escenario desde donde sus palabras se hacen oír. Por ello, la improvisación también juega un papel importantísimo en sus creaciones. “Las palabras flotan en el aire y lo que yo hago es aterrizarlas”, explica en entrevista.

Añade: “La letra viene primero pero tarde o temprano la música y los textos se afectan mutuamente. Las palabras, las frases y los párrafos tienen acentos y beats dentro de ellos, y cuando el acento vocal no recae al final de una frase pero sí en la siguiente, se forma un poli ritmo. Todo eso le da intensidad, dramatismo, intenciones distintas a la canción”.

Cada pieza del rompecabezas es única, pero funciona como eslabón de la cadena. En la intro, Arteria, una guitarra acústica y una sucesión de instrumentos de viento levantan el velo de un camino que nos conduce hacia la vomitada de versos que Devin deja fluir encima de una batería jazzeada y un sutil piano que a su vez es aguijoneado por pequeñas notas de guitarra. “Not never” podría ser una canción ambient, folk, vocalizada al estilo Enya, de no ser porque las guitarras eléctricas dejan caer una penumbra sobre ella. “Hangman” es quizá, el hip hop más agresivo del disco, en el que el flow se deja sentir como ráfaga de ametralladora, con más guitarras distorsionadas puntilleando por debajo. “Our own Little world” es todo lo contrario, una pieza en slow tempo de instrumentación económica, en la que el rap se ausenta para que Devin mejor nos obsequie repetitivas frases pronunciadas en una especie de susurro que crea complicidad con el oyente.

Como él mismo abunda: “Soy como un niño que se la pasa preguntándose, ¿y si el hip hop hiciera esto o lo otro? ¿y si mezclara con esta otra cosa? Me interesa darle al hip hop una vuelta de tuerca, tocarlo con instrumentos orgánicos y no sólo con sampleos, hacer hip hop con poesía, a capela, hip hop con todo lo se supone que no es hip hop”.

La independencia ha provisto a los músicos de las herramientas y la libertad para exprimir su creatividad hasta que no deje de gotear pretextos interesantes para sentarnos a escuchar un disco. Alien Architect no ha dejado de ser ese niño “rarito” que se ocultaba en el sótano a jugar con la música. La diferencia es que ahora cuenta con un disco que nos ha hecho llegar para compartir lo que hay dentro de su cabeza. Hip hop pasado por un filtro orgánico y la seguridad, como lo demostró Woody Harrelson, de que los hombres blancos pueden saltar tan alto como lo deseen. - Revista Marvin / Arturo J. Flores


"Exhibirá Corazón del Barrio la propuesta de Cohen Asher"

Intérprete de piano, guitarra y bajo, además de artista plástico, es Cohen Asher, oriundo de Filadelfia, Estados Unidos (1985), quien para el sábado 1 de marzo a las 19 horas, como parte de su estancia en la ciudad que se ha convertido en una visita de retroalimentación, abrirá la exposición Arteria en la Galeria Corazón del Barrio.

Fiel a la actividad de espacios independientes y autogestivos que reciben y trabajan de la misma forma con otros artistas, el foro ubicado en el barrio de San José recibirá a este artista polifacético, que es conocido como “Alien Architecht”, que a su oficio de pintor y de músico agrega su pasión por el rap.

“Empecé a pintar en el vientre”, dice Asher en una entrevista hecha por Agnija y Nereo, miembros del colectivo La Pesera, y transmitida vía internet. A esa frase agrega: “Desde el principio mi origen ha sido la pintura”.

A su trabajo, Asher lo concibe como dualidad, “definido e indefinido, infinito y finito”, ya que le gusta jugar con las contradicciones y los supuestos.

Una vez en Puebla, confiesa, comenzó por querer mostrar su trabajo, algo que se concretó gracias al apoyo de Diana Magaña y Enrique Maraver, quienes lo recibieron en el Corazón del Barrio. Luego, gracias a la amistad que trabó con otros músicos y creadores de Puebla, para el 21 de marzo en Nexus café, tocará con bandas como Convolución, Caca de Gato, De algún tiempo a esta parte y Los Pegajosos, además de otros que se vayan sumando.

Asimismo, para ese mismo 21, mostrará obra de gran formato que no se vio en el Corazón del Barrio, la cual está haciendo inspirado en la luz dela ciudad: “Es evidente que hay algo, no sé qué es, pero me siento creativo”.

Su estancia en estos dos espacios va en coherencia con el trabajo hecho en su ciudad natal, donde ha ocupado “galerías que no lo son” como lo fue una tienda, lugares abandonados y otros comunitarios. “Han sido foros no habituales para expandir la idea del arte más allá del museo o la galería institucional”. - La Jornada de Oriente / Paula Carrizosa


"Cohen Asher, de la pintura al rap"

En los lienzos se adivinan varias capas de pintura, sobresalen pinceladas gruesas y largas de entre otras líneas más breves en colores contrastantes que forman combinaciones casi violentas. En lo sonoro, se escucha rap pero los beats no se asemejan a los más comunes del hip hop, son más bien experimentaciones con instrumentos en vivo que recubren la voz.

Así es el trabajo del artista multidisciplinario Cohen Asher, originario de Filadelfia, Estados Unidos, quien combina las artes visuales y la música en un ejercicio donde una disciplina enriquece la creación de la otra.

–Cuando era niño hacía garabatos –dice el artista, quien se encuentra en Puebla tras exponer su obra en el Corazón del Barrio, en entrevista con Lado B–, jugaba en las cajas de arena y dibujaba. En la preparatoria fui a una escuela de arte donde hice escultura, pintura, dibujo, naturaleza muerta, retratos. Y al crecer toqué el piano, mi mamá siempre tocó el piano, y mucha gente que conocía tocaba las percusiones.

Según cuenta él mismo, Cohen fue educado en casa por sus padres, él físico y ella matemática, en un ambiente en el que se promovió la creación artística y la lectura de poesía desde que él era muy pequeño.

Y no pisó una escuela formal hasta la preparatoria. Quizá por eso a Cohen no le interesa explicar su propuesta creativa en los términos academicistas tan comunes hoy en los círculos del arte contemporáneo, y prefiere hablar de sus cuadros como ejercicios de sinceridad o terapias de relajación, más que como un producto que se hace por deber o para impresionar a los demás.

–Para mí es muy relajante –dice–. Si voy a hacer una pintura pienso primero en sobre qué va a ser. Trato de relajarme antes para que salga algo. A veces eso se me revela por sí solo pero a veces es como un ir y venir. Es como una meditación.

Sobre su proceso de creación dice que va por lo básico, intentando trabajar con algunas técnicas sin limitarse, y que encuentra inspiración en cosas simples como las líneas y patrones que se forman en cualquier cosa. Luego busca un par de grietas dibujadas sobre la pared y las pone de ejemplo.

–Justo ahí –señala con el dedo–, hay dos líneas ahí, entonces empiezo a imaginar las líneas y cosas así.

Quien vea la obra de Cohen supondrá tal vez una influencia de artistas como Jean-Michel Basquiat o Joan Miró, y son ellos justamente los que él cita como sus preferidos, además de movimientos como el dadaísmo, el avant-garde, y la música de John Cage, Stars of the Lid o Arvo Pärt.

Su música, definida por él mismo como polirrítmica y con estructuras poéticas internas, es una suerte de rap o spoken word sobre experimentaciones musicales, y podrá escucharse en vivo por primera vez en México este 21 de marzo en el café Nexus, ubicado en la 6 Norte 3-7 en el centro de Puebla, donde estará acompañado por la banda poblana De Algún Tiempo a Esta Parte. Ahí también se expondrá su obra gráfica.

–Cuando iba en la escuela –dice Cohen– un gran artista me dijo que cuando pensaba en toda la gente y quería impresionar a todo mundo, la obra no resultaba, pero cuando se calmaba, la gente empezaba a entender la obra porque se volvía sincera, no provocadora. - ladobe.com.mx by Josué Cantorán Viramontes


"Arteria Review: Alien Architect: viajero interestelar en busca de nuevos sonidos"

Alien Architect: viajero interestelar en busca de nuevos sonidos.
Rebeca Martell

A principios de éste año, varias personas presenciaron una de las colaboraciones creativas más interesantes entre músicos locales y extranjeros en Puebla de las que se tiene registro. Nos referimos al paso de Alien Architect por nuestra ciudad, pero, quién es éste personaje? Y sobre todo, qué hacía en Puebla?

Inicialmente, Devin Cohen mejor conocido como Alien Architect, fue invitado a exponer su obra plástica en la Galería Corazón del Barrio, pero su verdadera intención era establecer relaciones creativas con artistas poblanos desde el principio, fue así, como encontró a King Nini y a Caca de Gato.

Al llegar a Puebla, las fuerzas cósmicas lograron que hiciera mancuerna con De Algún Tiempo A Esta Parte, con quienes presentó el disco Arteria en conjunto con el video del artista visual Nereo Zamitiz de la pieza sonora Foreshadow, original de Cohen en el Foro Cultural Nexus. Eventualmente, también fue invitado a presentarse en el Instituto de Artes Visuales del Estado de Puebla, con las huestes Noise de Dúo/pamina.

Alien Architect es un ser a quien le parece sin sentido que el rap – generalmente - parezca replegarse líricamente en las virtudes del “éxito”, bling bling y similares. Su postura es ejercer, del modo más sincero posible, el rap como música sobre y en contra de cualquier limitante.

Antes

Las posibilidades de la mente humana se expanden exponencialmente, cuando se le permite a los niños aprender disfrutando, eso fue lo que pensaron los padres del pequeño Devin cuando decidieron educarlo en casa

Hijo del físico e investigador Jeffrey Cohen y Marion D.Cohen (Matemático y poeta) Devin, creció escuchando a su madre cantar ópera y tocar el piano, jugando entre los libros de ciencias de sus padres o construyendo palabras con Scrabble. Como todos los niños, dibujaba y pintaba usando lo que encontrara y sobre lo que encontrara, escribía historias e inventaba canciones.
Su primera experiencia formal artística fue en los campamentos para niños, del Museo de Bellas Artes de su natal Filadelfia.
Dibujo con modelo, naturalezas muertas y reproducción de esculturas como el David fueron sus primeras tareas.

Devin pasó varios años viviendo en el sótano de su casa sin acceso a luz natural y así, estando inmerso en la obscuridad, jugaba con su imaginación; creando personajes que después actuaba, preguntándose todo e inventando teorías.

Su madre solía invitar a casa a otras mamás con sus hijos, como principal forma de socialización.Fue en éstas reuniones que conoció a Jade Shames, con quien formó su primer proyecto musical, con ayuda de una grabadora para cuatro casetes.
El grupo se llamó Meowing Pigs (cerdos maullantes) en honor a los animales favoritos de cada uno entonces.
La música de Meowing Pigs consistía básicamente en teclados, juguetes, ruidos, canciones y raps primitivos (todo muy low-fi /D.I.Y.). La primera producción se llamó: Aliens in my soup; el dueto produjo 4 álbumes en casete; ambos integrantes tenían 9 años.

Devin fue educado en casa hasta los 11 años y cuando comenzó a asistir a la escuela pública, fue como ser arrojado a un tanque de pirañas; la realidad lo sobrepasó .Era 1998, y en ese tiempo, la resistencia personal a través de la música de grupos como Rage Aganist the Machine, daban sentido a su visión de la música, la vida y la sociedad en general.

Tras un complejo proceso de selección, Cohen pudo acceder a la escuela de formación artística en la secundaria, CAPA, donde aprendió una veintena de técnicas plásticas y pictóricas: diseño, escultura, historia y critica del arte, etc.
En ese tiempo, comenzó a escribir letras y poesía y, experimentando con eso, hizo sus primeras rimas; también en ese periodo modeló para artistas y tomó clases de batería.

Su siguiente proyecto fue Latent Image (Imagen latente) donde inicialmente tocaba la batería y rapeaba un poco, pero pronto se convirtió en una banda liderada por Devin cantando letras escritas por él, siendo éstas sus primeras presentaciones en público. Posteriormente, formó The Truth otra banda que tenía toquines pagados, los sábados afuera de una pizzería.
Al siguiente año, mientras estudiaba una especialidad en Psicología, ingresó a la banda de jazz de la preparatoria.

Al entrar a la Universidad de Temple, se enroló en diversas materias de Psicología: género, ética, psicología social, religiones orientales, feminismo, estudios afroamericanos, etc. En Temple, Cohen se reencontró con Alex Daniels bajista en Latent Image, su banda de la secundaria, juntos grabaron 5 placas de Alien Architect y tocaron por todo Filadelfia.

En 2010, Cohen se graduó de Temple y fue presentado como rapero local en el documental Da Cypher. Como Alien Architect, tuvo manager por un tiempo y durante ese tiempo abrió para Wu Tang Clan, Badfish, Schooly D, entre otros. También tocaba la batería y rapeaba en la banda de hiphoppunkfunkrockn'roll The Paradocs.

Después de tocar en los locales más grandes de Filadelfia, se separó de su manager; Devin se retiró, comenzó a sentir que si era un artista, en lugar de dirigir y controlar esa energía como si “tratara de ser un artista”, el arte que es sincero para él, eventualmente sucedería sin necesidad de andar “conectando” con éste y con aquél.

Durante el 2012 Devin tuvo oportunidad de exponer sus pinturas tanto en solitario como colectivamente, asi que expuso en varios lugares desde PhilaMOCA hasta una Lavandería.Por la misma época, comezó las grabaciones de lo que más tarde sería su primer disco, con ayuda de músicos amigos con quienes había trabajado antes.

Arteria

El título del disco viene de la primera línea en la primera canción:
Intro-->arteria: "Spit art coming out straight from an artery, saliva" ( “Escupir arte directamente de una arteria, saliva” ) y se refiere a la intención del álbum en forma de argot y metáfora.
“Si uno tiene arterias y sus arterias producen arte, es imposible detener la función del yo interno, así que no tengo otra opción mas que seguir fluyendo con la verdadera naturaleza”.

Arteria como álbum, está pensado para no ser comprendido completamente a la primera escucha; la producción es algo menos in your face y es más atmosférica.
La exploración de temas como crisis, fracaso, colapso y pérdida del control; sondea los oscuros recovecos de uno mismo y sus obsesiones para producir un sonido inquietante dentro de lo que puede llamarse hip hop experimental.

“Es la parte de la historia en que realmente saco todo, compartiendo algunos de mis momentos más duros, miedos, dudas y vergüenzas; lo que lo hace menos vergonzoso - ya el simple hecho de expresarlo, ayuda a seguir adelante hacia nuevas cosas, sin temer a la presión social de la perfección. No quiero sentir que voy por ahí tratando de impresionar a la gente mientras escondo algo que si la gente averigua me avergonzaría. Antes de eso, muy al principio, construía esas barreras, pero he estado escarbando y quitando esas capas.”

“Las canciones incluídas, son las piezas mas auténticas, dramaticas, convincentes, emocionales, verdaderamente logradas y que no son yo intentando parecer un rapero con estrategia; como en algunas de mis otras canciones -que quizá gusten más- pero que no son verdaderos reflejos de quien soy.”

“Me encanta la idea del artista cavando profundo dentro de sí mismo, introspectivamente. Creo que hay algo muy importante en eso y que conduce a un tipo de verdad o epifanía. Es eso lo que quiero desarrollar, como éste viaje para encontrar el verdadero ser y el amor verdadero, así en lugar de decir: “creo ésto y pienso aquello”, sólo quiero ser como mi limitada experiencia es; abandonando falsos estándares de belleza física y psicológica, por la presión del materialismo. Quiero sostener ésta declaración con hechos y no solamente argumentándolo“. - Chido!! Revista de la Universidad Autonoma del Estado de Puebla


"ALIEN ARCHITECT: VIAJERO INTERESTELAR"

Texto: Trooper

A principios de este año, en Puebla, varias personas presenciaron una de las colaboraciones creativas más interesantes entre músicos locales y extranjeros de las que se tiene registro. Nos referimos al paso de Devin Cohen, mejor conocido como Alien Architect, por nuestra ciudad. Pero, ¿quién es este personaje?

Hijo del físico e investigador Jeffrey Cohen y de Marion D. Cohen, matemática y poetisa, Devin creció escuchando a su madre cantar ópera y tocar el piano, jugando entre los libros de ciencias de sus padres o construyendo palabras con Scrabble. Como todos los niños, dibujaba y pintaba usando lo que encontrara y sobre lo que encontrara; escribía historias e inventaba canciones.

Devin fue educado en casa hasta los 11 años y cuando comenzó a asistir a la escuela pública, para él fue como ser arrojado a un tanque de pirañas; la realidad lo sobrepasó. Era 1998, y en aquel entonces la resistencia personal a través de la música, con grupos como Rage Aganist the Machine, daban sentido a su visión musical, de la vida y de la sociedad en general.

Al entrar a la Universidad de Temple, se enroló en diversas materias de psicología: género, ética, psicología social, religiones orientales, feminismo, estudios afroamericanos, etcétera. En Temple, Cohen se reencontró con Alex Daniels, bajista en Latent Image, su banda de la secundaria. Juntos grabaron cinco placas de Alien Architect y tocaron por todo Filadelfia.

Luego, durante 2012, Devin tuvo oportunidad de exponer su faceta como pintor tanto en solitario como colectivamente. Expuso en varios lugares, desde el PhilaMOCA hasta una lavandería. Por la misma época, comezó las grabaciones de lo que más tarde sería su primer disco, Arteria, con ayuda de músicos callejeros con quienes ya había trabajado antes.

Arteria, como álbum, está pensado para no ser comprendido completamente a la primera escucha; la producción es algo menos in your face y sí más atmosférica. La exploración de temas como la crisis, el fracaso, el colapso y la pérdida del control sondea los oscuros recovecos de uno mismo y sus obsesiones, para producir un sonido inquietante dentro de lo que puede denominarse hip-hop experimental.

“Es la parte de la historia en que realmente saco todo, compartiendo algunos de mis momentos más duros, miedos, dudas y vergüenzas. Ésto lo hace menos vergonzoso. No quiero sentir que voy por ahí tratando de impresionar a la gente mientras escondo algo que, si la gente averigua, me avergonzaría. Antes de eso, muy al principio, construía esas barreras; pero he estado escarbando y quitando esas capas”, cuenta Devin respecto a su primer disco.

“Me encanta la idea del artista cavando profundo dentro de sí mismo, introspectivamente. Creo que hay algo muy importante en eso y que conduce a un tipo de verdad o epifanía. Es eso lo que quiero desarrollar, como este viaje para encontrar el verdadero ser y el amor verdadero. Quiero sostener esta declaración con hechos y no solamente argumentándolo”. - N3rvio magazine


"ALIEN ARCHITECT – ARTERIA"

ALIEN ARCHITECT – ARTERIA
Independiente, 2014
Una reseña de Arturo J. Flores

[8.6]

En 1992, Woody Harrelson protagonizó junto a Wesley Snipes la película White men can’t jump, escrita y dirigida por Ren Shelton. En ella, el también protagonista de Asesinos por naturaleza interpreta a Billy, un jugador callejero de basquetbol que experimenta en las chanchas de Venice, California, una especie de racismo a la inversa: los negros, empezando por su pareja de juego Sidney, encarnado por Snipes, no creen que un niño caucásico sea capaz de realizar una clavada espectacular porque, como sostiene el título del filme, los hombres blancos no saben saltar.

Sin embargo, diría Galileo, se mueven. Tarde o temprano Billy consigue encestar al estilo Michael Jordan y quedarse colgado del aro, acallando a sus detractores aunque perdiendo en el camino a su cachondísima novia, a quien la otrora sensual Rosie Perez le prestara su cuerpo.

Escuchar el álbum Arteria, de Alien Architect, nombrado de nacimiento Devin Asher Shlomo Cohen y originario de Filadelfia, es convencerse de que los blancos también pueden tocar la música que se considera exclusiva de los afroamericanos y refrescarla, con una visión mucho más arriesgada.

Arteria es el resultado de una experimentación sonora que reúne géneros como el spoken word, el free jazz, la música electrónica, los drones, el post rock, el shoegaze y por supuesto, el rap. Como multi instrumentista, Devin se encarga de programar cajas de ritmos, tocar la guitarra, los sintetizadores y escribir/rapear/declamar extensas intervenciones poéticas a ritmos desiguales. Si en un tiempo se habló de los hombres orquesta, el norteamericano vendría siendo un hombre banda.

De acuerdo con sus propias palabras, su alter ego Alien Architect nació cuando Devin tenía 11 años y comenzó a tomar lecciones de piano y violín. Fue un niño muy introvertido, al que inclusive se le impartieron clases en casa, debido a que su padre sufría de esclerosis múltiple, aunque también asistió a campamentos artísticos de verano. Entre sus juguetes, el favorito era un set de batería al que aporreaba en la soledad del sótano.

La música fue, en ese sentido, la forma que encontró de comunicarse con el mundo. Pese a que sus composiciones parecen complejas, sumamente detallistas, es en los textos donde vuelca la mayor parte de su energía. La música funciona como el escenario desde donde sus palabras se hacen oír. Por ello, la improvisación también juega un papel importantísimo en sus creaciones. “Las palabras flotan en el aire y lo que yo hago es aterrizarlas”, explica en entrevista.

Añade: “La letra viene primero pero tarde o temprano la música y los textos se afectan mutuamente. Las palabras, las frases y los párrafos tienen acentos y beats dentro de ellos, y cuando el acento vocal no recae al final de una frase pero sí en la siguiente, se forma un poli ritmo. Todo eso le da intensidad, dramatismo, intenciones distintas a la canción”.

Cada pieza del rompecabezas es única, pero funciona como eslabón de la cadena. En la intro, Arteria, una guitarra acústica y una sucesión de instrumentos de viento levantan el velo de un camino que nos conduce hacia la vomitada de versos que Devin deja fluir encima de una batería jazzeada y un sutil piano que a su vez es aguijoneado por pequeñas notas de guitarra. “Not never” podría ser una canción ambient, folk, vocalizada al estilo Enya, de no ser porque las guitarras eléctricas dejan caer una penumbra sobre ella. “Hangman” es quizá, el hip hop más agresivo del disco, en el que el flow se deja sentir como ráfaga de ametralladora, con más guitarras distorsionadas puntilleando por debajo. “Our own Little world” es todo lo contrario, una pieza en slow tempo de instrumentación económica, en la que el rap se ausenta para que Devin mejor nos obsequie repetitivas frases pronunciadas en una especie de susurro que crea complicidad con el oyente.

Como él mismo abunda: “Soy como un niño que se la pasa preguntándose, ¿y si el hip hop hiciera esto o lo otro? ¿y si mezclara con esta otra cosa? Me interesa darle al hip hop una vuelta de tuerca, tocarlo con instrumentos orgánicos y no sólo con sampleos, hacer hip hop con poesía, a capela, hip hop con todo lo se supone que no es hip hop”.

La independencia ha provisto a los músicos de las herramientas y la libertad para exprimir su creatividad hasta que no deje de gotear pretextos interesantes para sentarnos a escuchar un disco. Alien Architect no ha dejado de ser ese niño “rarito” que se ocultaba en el sótano a jugar con la música. La diferencia es que ahora cuenta con un disco que nos ha hecho llegar para compartir lo que hay dentro de su cabeza. Hip hop pasado por un filtro orgánico y la seguridad, como lo demostró Woody Harrelson, de que los hombres blancos pueden saltar tan alto como lo deseen. - Revista Marvin


Discography

Alien Architect Band EP
Alien Architect Mix Tape
Alien Architect Album
Alien Architect Rarities
Alien Architect Foreshadow
Alien Architect Piano
Alien Architect Space
Alien Architect Arteria

Photos

Bio

Alien Architect/Cohen Asher (Philadelphia, Pennsylvania) is a multidisciplinary artist, working with music, visual arts, and poetry. He has recorded several records, with a lyrical quality associated with MC. 


In 2014 Alien Architect published the experimental hip hop album Arteria.


Alien Architect is a vocalist and multi-instrumentalist known for mixing hip hop and poetry. He also has opened for Wu Tang Clan, Little Brother, Rahzel, Dice Raw, Money Making Jam Boys, Reef the Lost Cause, Badfish, Wax, Slightly Stoopid, Shwayze, Black Landlord, Ursula Rucker, Schooly D, Sam Roberts Band, Thievery Corporation, Jaguar Wright, Chuck Treece, Blackstreet, and Jef Lee Johnson to name a few. Alien Architect also recorded a song with Gift of Gab from Blackalicious in 2012.


He has played all over the streets and venues of Philadelphia, in Mexico, Egypt, and many other places across the United States.

Band Members