Anímic
Gig Seeker Pro

Anímic

Barcelona, Catalonia, Spain | Established. Jan 01, 2004 | INDIE | AFM

Barcelona, Catalonia, Spain | INDIE | AFM
Established on Jan, 2004
Band Pop Alternative

Calendar

This band hasn't logged any future gigs

This band hasn't logged any past gigs

Music

Press


Seria un recurso facil echar mano de la imagen de portada de este disco para ilustrar a que suena el cuarto largo de la banda catalana, pero lo cierto es que si el grupo queria dar una idea, desde el mismo envoltorio, de lo que te vas a encontrar mas tarde, han dado en el clavo. Su album avanza lento, empujado por una tribal y cadenciosa base ritmica que en ocasiones se convierte en una autentica letania, un rezo sinuoso, mistico y oscuro. Musica cruda y descarnada como el esqueleto de ese gran animal que camina con paso lento hacia el cementerio, condenado al nico fin que nos iguala a todos. “Hannibal” es posible que sea la obra cumbre de Ferran Palau, Louise Samson y el resto de integrantes de la banda, al igual que se intuye que “Adelante Bonaparte” lo será; para Standstill en el futuro, y lo cierto es que se pueden trazar ciertos puentes entre ambos discos a la hora, sobre todo, del uso del ritmo y el espacio entre las notas. Algo parecido a lo que hacen por ejemplo The XX aunque se basen en un componente ms pop y electrnico. Animic han logrado un disco que duele y emociona y ademas han pulido uno de las peores atributos que tenia “Hannah”, su anterior trabajo, y es que ahora no tienes la sensacion tan pronunciada de estar escuchando dos grupos diferentes en funcion de quien se hiciera cargo de las tareas vocales y en que; idioma lo hiciera. Aquí el tono unitario es mayor y eso, no solo se agradece, sino que se disfruta en el duelo que genera. - Mondosonoro


Summary : Los catalanes Animic siguen explorando en "Hannibal" las sendas de oscuridad musical con las que conformaron el inmenso "Hannah". Su nuevo disco suena a inevitable madurez personal y artística y los confirma como una banda que no mirará hacia atrás ni para coger carrerilla.
El tiempo pasa inexorable para todos. Tic, tac. Que se lo digan al elefante de la portada de “Hannibal” (BCore, 2013), el último disco de los catalanes Animic, que seguro que las ha visto más maduras que estas que nos ha tocado vivir…Pero tiene pinta de que no lo suficiente para contarlo. Para Animic, el tiempo también ha pasado y con él muchas cosas, algunas buenas y otras no tanto. Pero la troupe de Ferran Palau, Louise Samsom y compañía siempre han pasado por encima de ellas de la mejor manera: funcionando como un perfecto engranaje que se sustenta en el amor, la amistad y el respeto mutuo.
Parece que haga milenios de los dulces “Hao… Hui” e “Himalaya“, los dos álbums con los que se presentaron en sociedad. Por aquel entonces eran “esa banda que vive como en una comuna hippie en Collbató“, cuando sus canciones sonaban brillantes y se bañaban en pelota picada en las cristalinas aguas del folk de reminiscencias americanas. Y hacían esto en un momento en el que hacer discos de folk americano no estaba de moda ni nada. Sí, parece que haga mil años, pero no llega a una década. Animic nunca fueron nada parecido a una comuna hippy (aunque a los medios nos hubiera encantado porque nos habría dado la excusa perfecta para asociar su way of life con el estilo de música que hacían). Sí es cierto que compartían una estupenda vivienda a las faldas de Monsterrat, pero sin motivo metafísico aparente ni algo que se le parezca. Simplemente, porque les salía más barato que vivir por separado. Tan práctico y lógico como suena. Y es que en Animic todo funciona así: su música siempre parece moverse entre las páginas de un cuento irreal e imposible pero la inercia del grupo como personas les empuja a salirse de los bordes y probar, experimentar y acabar haciendo lo lógico… O lo que necesitan como artistas.
Eso hicieron con “Hannah” (Les Petites Coses / Error! Lo Fi / BCore, 2011), un álbum que sorprendió a propios y extraños por muchas cosas. Primero, por el agigantado paso que dio en términos de calidad con respecto a sus anteriores trabajos (que ya de por sí parecían difíciles de superar), lo que les ayudó a afianzar el respeto de la crítica (fue nuestro disco nacional de 2011, sin ser nosotros “la crítica” ni nada de eso). Pero, sobre todo, porque en “Hannah” la luz no entraba por la puerta y por las ventanas, como en sus anteriores canciones, sino que hacía falta fijar la vista para ver cómo se colaba a través de las rendijas de sus paredes de madera. Era un disco menos oscuro de lo que parecía. Y lo parecía mucho. Sus sonidos se apelmazaron, los arreglos se ensombrecieron y por todo el álbum se percibía un acuciante halo de madurez. Poco o nada quedaba de las canciones pastorales de “Himalaya“: en “Hannah“, Animic seguían paseando por el campo, pero esta vez se habían adentrado bajo un oscuro bosque de altos y densos pinos… Del que de momento no parecen haber salido, porque “Hannibal” (BCore, 2013) sigue las pisadas de su predecesor pero no sin afanarse en buscar la salida. Más bien da la impresión de que prefiere seguir perdido en esta cálida oscuridad.
Una oscuridad que nos invade cuando empieza a sonar “Horse’s Mane“, pero que arropa gracias a la siempre inefable voz de Louise y que tiene una de las melodías más bonitas que ha escrito la banda hasta el momento. Suena fuerte y arrogante, pero también sensible y emotiva. Y este es el ánimo que acompaña a lo largo de todo el disco. Las guitarras siguen siendo las protagonistas y las voces de Louise y Ferran se entrelazan como nunca, incluso cuando no coinciden en las mismas canciones. Si hay algo que llama la atención de “Hannibal” es el gran trabajo de producción que tiene detrás: las voces se mantienen en un tono neutro pero apremiante y siempre están acogidas por las cuerdas que se encargan de darle al conjunto un conducto por el que pueda correr la fuerza, por el que tiemble el pulso. La banda ha solventado la marcha de Roger Palacín, que se hacía cargo de las percusiones, introduciendo arreglos electrónicos que pueden sonar a marcha fúnebre (“Wooden Guns“) o a pegadizo pop inmortal (“Skeletons” y “Rei Blanc“), que de entrada dan una curiosa sensación de rareza pero que confirma que Animic son un ente que está vivo y que, como tal, se adapta a los cambios mientras sigue caminando. Así, “Hannibal” sigue experimentando con la oscuri - Fantastic Plastic Mag


They are anímic, one of the most curious and attractive bands in the Catalan territory. Completely incorruptible and with a large capacity of self-management, these six musicians have set up their base in their living room, the more romantic would think of “The Band” and their beautiful home called “Big Pink”or maybe creative homes like Godspeed You!Black Emperor once had. They are the example that music can sound free, warm and hypnotic in a place where you smell and taste songs from the first yawn in the morning until the sheets stick to you at night.
Now “Hau o Hïu”, their latest album, brings us a more solid and mysterious band since their sweet “Niu-Núvol” (2005), songs that mix magic smoke to their soft and melancholic folk-pop. Favorites (always in a personal way) are “Hospital per Animals, a beautiful melody to sing at bedtime that finds itself in an unusual animal tale, followed by “Around” sung by Louise Joanne Sansom and Ferran Palau, “Desuka”, “Noi coix”…these are just a small bunch that I recommend of an excellent album that in these times of musical downloads, also invites us to take good look at the albums cover, drawn beautifully by the illustrator Isidre Mones.
“Life is not mine, its me that is his” they sing in “El cel blanc del nord” and it’s impossible to not nod as you say aloud, how right they are.
DIMAS RODRIGUEZ - ROCKDELUX


Discography

Hau o Hiu (Les Petites Coses, 2007)
Himalaya (Les Petites Coses, 2009)
Hannah (BCore Disc / Les Petites Coses 2011)
Hannibal (Bcore Disc 2013)

New Album 'Skin' to be released by BCore Disc this February 2017

Photos

Bio

Anímic have published five albums and are about to release their 6th. They have collaborated and toured with the great Will Johnson (Centromatic) and have opened up concerts for bands like Portishead, These New Puritans, Clem Snide or Megafaun. Their last album Hannibal positioned them at the top of the lists of the legendary magazine Rockdelux who praised not just the album but also their live act. The band have performed on stages like the Pitchfork Stage at Primavera Sound 2012, participated in music conferences like Liverpool Sound City or have even chosen by Portishead to open their last concert in Spain. Their new album will be released this february 2017, and takes their industrial influences to a softer world totally focused on electronic rhythms and harsh, but beautiful, lyrics.

Band Members