Dress Like a Woman
Gig Seeker Pro

Dress Like a Woman

| SELF

| SELF
Band Rock Alternative

Calendar

Music

Press


"Recomendación FTN: Dress Like a Woman"

Volvemos una semana más con la recomendación que os queremos hacer desde Feel The Noise.

Esta vez queremos presentaros a Dress Like a Woman, un grupo barcelonés de rock en inglés formado en octubre de 2010 y compuesto por Alba (voz), Roger (guitarra), Nacho (batería) y Marc (bajo).

Este conjunto es el resultado final de una larga búsqueda de un estilo propio por parte de todos sus integrantes, que durante años han pasado por diferentes grupos con influencias muy diversas.

Tras meses de duro trabajo creando y puliendo nuevas composiciones, en Febrero de 2011 la banda hace su primer directo en Badalona, con resultados más que satisfactorios. Desde ese momento, la banda ha seguido tocando en directo por la zona de Barcelona y alrededores, en salas como la Razzmatazz y BeGood, e incluso fuera de la comunidad, como en Vizcaya. - Feel the noise mag


"Reseña // DRESS LIKE A WOMAN "Now That You Are Thirteen..." (EP)"

Apenas año y medio llevan los chicos de DRESS LIKE A WOMAN sonando como banda, y ese tiempo les ha sido suficiente para hacerse con una personalidad musical propia. Ya apuntaban maneras con su demo de 2011 "Obvious Business", pero este mes de mayo ha visto la luz su primer EP, titulado "Now Thar You Are Thirteen...", con el que pueden empezar a abrirse camino en la escena independiente nacional.
En los cinco temas de que se compone, DRESS LIKE A WOMAN se nos descubre como una formación sin miedo a experimentar, a indagar por diversos territorios. Killer Inside es un tema de sombrío y sobrio rock (especialmente por sus graves y la cadencia de la voz de Alba) al que dan color unas pinceladas de elementos electrónicos. No obstante, su inclusión, al primer contacto, puede resultar extraña por inesperada; una vez paséis el ecuador, todo quedará ensamblado correctamente y os permitirá disfrutar del resto de los cortes.
Aires de nightclub soplan a través de Weaving en sus primeros compases, para sorprendernos a todos con su cambio, marcado por el bajo, hacia derroteros más grungeros o incluso punk. Todo lo contrario a Diablo, mi pista favorita de este trabajo. Tremendamente efectiva, esta canción destila vitalidad desde su arranque, totalmente rockabilly. Pronto se tornará más íntima, con un ritmo de raza y una interpretación vocal con una fuerza comparable a la de la gran Amparo Sánchez, aunque, por supuesto, dentro de un marco mucho más rockero con la identidad alternativa de los '90. Atentos a su gran trabajo de cuerdas, tanto al principio como al final.
Y si la anterior se volvía íntima, todavía más introspectiva comienza Nebula. Se trata de una composición que va subiendo en intensidad, de lo etéreo a lo reivindicativo, hasta llegar a un vibrante riff que, sin ser nuevo, funciona. Su epílogo te devolverá la calma que se necesita para que te sorprenda Advertise me.
La última canción de "Now That You Are Thirteen..." es, probablemente, la que tiene un mayor carácter, tanto a nivel musical como de letra, y sobre todo en cuanto a definición como conjunto. Suena realmente bien, y su estribillo, potente y fácil de recordar, hará levantar más de un brazo en sus directos.
Sería mentir si dijera que lo tienen todo hecho y que su despegue hacia el estrellato es inminente. El trabajo duro es necesario incluso cuando se lleva una carrera consolidada de veinte años, mucho más si ni siquiera llevas dos. Sin embargo, DRESS LIKE A WOMAN harán que se despierte vuestro interés, gracias a su sonido y su actitud; una actitud de las que se necesitan en los tiempos que corren. - La Crítica Musical


"Dress Like a Woman. Y sin prejuicios"

Cada vez son más las bandas que abogan por innovar en un género, que ya tiene más de 60 años, como es el rock. Bandas que han ido asimilando las diferentes corrientes y vueltas de tuerca del estilo y lo han ido incorporando, evolucionando con él y con la propia idiosincrasia del grupo, y dándole nuevos matices, que sin sonar a lo de siempre, no abandonan las raíces. Algo así pasa con los barceloneses Dress Like a Woman y su primera maqueta: Now That You're Thirteen.

En ella Alba, Roger, Marc y Nacho nos traen un compendio de todo el rock que han escuchado durante toda su trayectoria, tamizándolo y aportando nuevas texturas. Su propuesta recuerda en ocasiones a la oscuridad bluesera de Mad Season, o a los Screaming Trees del Uncle Anesthesia, demostrando que Dress Like a Woman apuestan sobre todo por canciones que no entran en la primera escucha. Eso no quiere decir en absoluto que sus composiciones sean malas, al contrario, cada canción está compuesta de diferentes estructuras, de diferentes fases que hacen que cada una sea una auténtica montaña rusa, pero nunca sin abandonar esa raíz oscura que se proponía en Seattle por el 94.

Temas como Weaving o Diablo ahondan en estructuras que mezclan pasajes tormentosos que contrastan con elementos más calmados pero que en ningún momento repiten esquemas o se vuelven maniqueos, sino que crecen de esa manera porque es la propia composición la que hace que el tema tienda hacia ahí. Es, en ese sentido, de agradecer la aportación bien empleada de efectos como el wah wah o moduladores de voz, que ayudan a desestructurar el tema.

Si acaso y, dicho sea esto de paso, como una crítica constructiva, tal vez ese intento de epatar en la maqueta, en la que en apenas 5 temas, una banda tiene que demostrar todo su potencial en esta puta guerra que es la escena musical contemporánea, sea contraproducente, ya que buscando ser original a veces se pierde frescura e inmediatez y eso en una banda de rock se paga. - Gotcha Musica


"Crónica Dress Like a Woman y Blackhawks Rocksound 8-09-2012"

Sorprendidos por la propuesta de Dress Like a Woman decidimos acercarnos a la Rockparty de la sala barcelonesa RockSound, en la que se dan cabida a bandas de rock de caracter más minoritario o con menos experiencia, en la que tanto los Woman como unos aguerridos y salvajes Blackhawks descargaron todo su buen hacer.

Grata sorpresa fue llegar a la sala y encontrarse con los Blackhawks y su propuesta. Una banda que recoge el sleazy de los Hanoi Rocks, lo mezcla con el punk rock de The Nashville Pussy y lo agita con un poco de contudencia rockera a lo Backyard Babies, por citar algunas de las influencias que se ven a primera vista. Destaca la presencia escénica de su bajista, una mezcla de Dregen de los Backyard y Corey Parks de los Pussy, capaz de aportar sexualidad y agresividad según toque a las composiciones de los Blackhawks. Pero las canciones no desmerecen en absoluto, estribillos infecciosos, riffs sleazys y un sonido que parece salido de las entrañas de Michael Monroe y Andy McCoy enfurecidos. De hecho, uno de los momentos más memorables del concierto, fue una estupenda versión del Hammersmith Palais de los Demolition 23 de Monroe. Una grata sorpresa para quien suscribe y realmente, una banda que deja una dura papeleta para todos los que toquen después de ellos.

Y esa papeleta le tocó a Dress Like A Woman que, con una propuesta menos contundente y más psicodélica, con más espacio para la experimentación tuvieron que dar lo mejor de sí mismos para ganarse al público. Y a fe mía que lo consiguieron. Pese a un arranque un tanto frío después de la contundencia de los Blackhawks, y con una Alba un tanto agarrotada en los instantes iniciales, poco a poco el grupo fue soltándose y, dotando de un sonido y una fuerza, las composiciones de su reciente EP, Now That You're Thirteen; se fueron metiendo al público en el bolsillo. Ese tal vez es una de las deficiencias de la grabación, que no recoge realmente el sonido de lo que son Dress Like a Woman en directo. Sus temas ganan en matices y en solidez, abandonando un poco los sonidos y la experimentación sonora de la que dan gala en el disco y, por cuestiones obvias, los temas se hacen más fuertes y más explosivos. La voz de Alba gana enteros en directo, sobre todo en temas como Weaving, donde está más desnuda frente al público, y dota de más calidez y contundencia los temas más rockeros como Diablo o Advertise Me, y el resto de la banda es solvente en su labor de orquestar y mantener un colchón sónico en el que poder apoyarse cuando los temas llevan unos derroteros más experimentales.

Tal vez y debido a las reducidas dimensiones del escenario de la Rocksound, se echa de menos un poco más de movimiento y participación por parte del resto de la banda, pero eso es simplemente un defecto menor y que no resta enteros al crecimiento de esta banda. Un grupo cuya propuesta se me hace mucho más disfrutable en directo que en disco y que poco a poco irá ganando enteros de cara a próximos trabajos. - Gotcha Musica


"DRESS LIKE A WOMAN: “Now That You Are Thirteen” For Alternative Rockers"

Dress Like a Woman is a rock band from Barcelona,Spain. Formed in October 2010 and composed of Alba (vocals & lyrics), Roger (guitar & keyboards), Marc (bass) and Nacho (drums). The band tries to introduce its own vision of rock, which is at the base of all its songs. In May 2012 their first EP “Now That You Are Thirteen” was released, and with it the band intends to expand their reach and make a name for themselves on the music scene.

I’m in the middle of listening to the Ep for the fifth time as I write this review. The initial listens were great. The band has fine tuned its sound, from a vast variety of influences, delivering rock driven tunes with smart, well written lyrics and a touch of intriguing electronica.

Dress Like a Woman is a young and extremely talented quartet. Their music is heartfelt, honest and epic. There is so much to say about the Ep, and I could probably fill up pages talking about how great it is, but I won’t. I’ll give you the facts: the musicianship on this record is way above par. The guitar and keyboard work from Roger is both technical and intricate, all while remaining tasteful and appealing. Nacho, on drums, has a sense of rhythm that very few drummers possess. Alba flawlessly steers through winding melodies and elaborate harmonies, while bassist Marc has active and precise bass lines that carry the songs perfectly throughout their arrangements.

Dress Like a Woman is currently on the rise, seeking to become an important band on the indie scene. “Now That You Are Thirteen” is definitely one of the better albums of this genre that I’ve heard in a while. Every song on the Ep, from “Killer Inside,” “Weaving,” “Diablo,” “Nebula” and “Advertise Me” is a gem and has something different to offer, with my personal favorite, being the straight rock sound of “Advertise Me,” with it’s solid rhythms, hooks and searing guitar solos, plus the aggressive vocals lines delivered by Alba.

“Now That You Are Thirteen” starts out slow but picks up speed as it goes along. Kind of like a beautiful vintage sports car, only once it picks up momentum, it seems more like a Formula One Ferrari.

Any alternative rock fan will love this Ep. Lead singer Alba’s voice comes though with sheer passion and energy in each and every track. No song is uninteresting – each is unique and special. The lyrics are compelling and mesh with the music perfectly.

Overall, “Now That You Are Thirteen” is a solid recording, very mature and honestly deserves every listen it receives. - JamSphere


Discography

"Now that you are thirteen" EP

Photos

Bio

Dress Like a Woman is a rock band from Barcelona formed in October 2010 and composed by Alba (vocals & lyrics), Roger (guitar & keyboards), Marc (bass) and Nacho (drums).

The band tries to introduce its own vision of rock, which is the base of all its songs. Both classic riffs and digital sounds fit in its setlist.

In May 2012 their first EP Now that you are thirteen is released, and with it the band intends to expand their reach and make a name for themselves in the music scene.