Gose
Gig Seeker Pro

Gose

Arrasate, Basque Country, Spain | Established. Jan 01, 2014 | SELF

Arrasate, Basque Country, Spain | SELF
Established on Jan, 2014
Band Alternative Folk

Calendar

This band hasn't logged any future gigs

Oct
31
Gose @ BEC

Barakaldo, Basque Country, ESP

Barakaldo, Basque Country, ESP

Oct
18
Gose @ Astra Gaztetxea

Gernika-Lumo, Basque Country, ESP

Gernika-Lumo, Basque Country, ESP

Oct
12
Gose @ Sala Gold

Andalusia, ESP

Andalusia, ESP

Music

Press


El grupo Gose realizó del 5 al 12 de este mes su primera gira por EEUU, en la que ofrecieron cuatro conciertos en San Francisco y en Boise. Su actuación en el Basque Cultural Center de San Francisco tuvo lugar dentro de la fiesta del Nafarroaren Eguna, y en Boise actuaron en la Euskal Etxea. En California ofrecieron otros dos conciertos, fuera del circuito euskaldun, y cuentan a EuskalKultura.com que incluso se han sorprendido con la buena acogida que ha tenido en los cuatro conciertos su fusión de trikitixa y electrónica.
- Euskalkultura.com


Gose taldearen kontzertua Diyarbakir Kultur Festival-en, Amed (Turkiako Kurdistan) 2009ko Maiatzak 30- Gose Live in Diyarbakir Kultur Festival, Amed May 30 2009 - Gose en directo Diyarbakir Kultur Festival. Amed (Kurdistan turco) 30 mayo 2009 - NME


Like every year, artists from all the corners of the world will travel to Tilburg to perform at Festival Mundial. You may not have heard about some of these bands before, but what is Mundial without an element of discovery and surprise? To get you all warmed up for the festival, we got in touch with some of our artists and had some in-depth conversations over a cup of coffee, Skype, the phone or even via email.

Gose, literally translated as 'Hunger', is a trio from The Basque Country who experiment with electronics and their accordion-based folk music tradition, trikitixa. Osoron, their guitarist and bassist provided me with some answers to questions that arose when reading up about them.
How would you introduce your music to people that are unfamiliar with your work?
It's difficult to describe something like music, but we always say that our music is the combination of the three people that form the band. It's a mix of our different points of view, which are shaped by our musical experiences and backgrounds. Ines (singer & accordion) started her career in the traditional scene of the trikitixa, but always liked the wild and raw sound of Prodigy and Garbage. Inaki (percussion and programming), lead a Techno-Industrial band but he was seduced by the sounds of trikitixa. I come from the Punk-Rock scene but always wanted to explore the different ways in which the guitar can be played. The outcome of this mix of influences is gose. But, after all, the best way to get to know our music is to listen to it!

What is the intention of your music, what do you aim to communicate to your audience?
For us, music can be a weapon of 'Mass Construction' and we use it that way. We want people to think about different topics such as social rights, female oppression and political awareness, especially in The Basque Country. As music is a universal language, music is a perfect vehicle to reach different people. We want to build new bridges between people and do so with seductive danceable music. Our slogan is 'if we can not dance, it is not our revolution'.

What can the audience at Mundial expect from your forthcoming performance?
We are really excited about this gig as it is very special for us to play at Festival Mundial, it has a good reputation. This gives us an 'extra' boost to give all we have on stage, to reach the audience and make them have fun too. Our led screens are an important part of our show as they help create the right atmosphere so we'll take them with us to make our show extra special. You’ll be able to 'taste' gose in different ways: by hearing, seeing, touching and dancing with us!

Could you tell us a little more about the music tradition Trikitixa? When was it typically performed and by whom?
Trikitixa or triki is a diatonic accordion and is played in many places across the world: Italy, Ireland, Quebec, Argentina, Mexico ... and in the Basque Country. We Basques stole it from the Italians, and made it ours, as all folklore does of course. In the Basque Country it is played together with the tambourine, and the pair of instruments together is called "trikitixa". Originally, it was music that was performed for dancing in the village squares or in the farmhouses. Gose does a similar thing, but then in an 'updated' modern form. We take the triki from the village square to the dancehall.

I read that you have revolutionised the traditional music Trikitixa. In what way? Have other bands taken up the addition of electronics as well?
We have taken the trikitixa out of its traditional origins and used it in other ways. For example, for us the triki could be another instrument that can be added to a song, like a synthesizer, or we can sample its sound to create a loop. We try to breakaway from the typical structures of trikitixa music and take it to another dimension. There are other bands that use the triki in new ways, like EsneBeltza who combine the triki with latino, reggae and Dub music, or Oreka TX who are experimenting with Txalaparta, a traditional Basque percussion instrument. Perhaps it is by chance, but we are the only ones who combine trikitixa with electronics. I do think, however, that we can expect more bands to combine traditional instruments with electronics, but this is only a natural development that fits today's generations. - Festival Mundial 2014


Con cinco disco a sus espaldas y casi diez años en activo el trío guipuzcoano se encuentra en uno de los momentos clave de su carrera musical. Por primera vez delegan la producción de uno de sus grabaciones en una persona externa al grupo, hecho que ha influido en su habitual manera de trabajar y en su sonido, donde exploran nuevos registros y amplían su propuesta. En una intensa jornada promocional charlamos con dos de sus tres miembros, Inés Osinaba (voz y triki) e Iñaki Bengoa (ritmos y secuencias), quienes nos ponen al día de su actualidad en una cercana charla.

· Tras haber publicado vuestro quinto trabajo discográfico en formato largo, ¿en qué momento musical os encontráis, cuáles están siendo las sensaciones con este nuevo lanzamiento?

Iñaki: Estamos en un buen momento porque como siempre hemos hecho lo que hemos querido, ahora mismo queríamos hacer este disco y estamos muy contentos. Es el disco más techno pero las sensaciones y la respuesta del público están siendo inmejorables.

Inés: Veníamos de un momento después de los tres primeros discos que han marcado un poco una época, luego vino el disco rosa que lo hicimos con amigos y fue una especie de homenaje que nos pegamos un regalo de la leche, después hicimos la canción parala Korrikaque tocamos mogollón allí en Euskal Herria y veníamos de un momento que hacía mucho tiempo que no hacíamos un disco con canciones nuevas y no hacíamos canciones nuevas para nosotros mismos porque ese año que te digo fue el año de las canciones por encargo. Queríamos darle una vuelta al disco y como nos auto-producimos terminamos haciendo todo y queríamos hacer las canciones y olvidarnos un poco de otros temas.

Iñaki: Es que como hacemos todo es más complicado porque desde que le damos al botón de ‘rec’ hasta poner el micrófono es todo cosa nuestra. Hay momentos en los que perdemos la noción de una canción y te importa más el sonido del bombo que el estribillo, entonces pierdes un poco el rollo porque nos encerramos en el estudio y hacíamos todo, por eso esta vez queríamos dejar ese papel a otro y aunque es mucho más caro merece la pena.

Inés: ¡Eso es! La auto-producción está bien cuando has terminado pero el trabajo que lleva detrás es muy cansado.

· Después de casi una década en activo, haber publicado cinco discos, tocado en muchas partes del mundo, ¿hasta dónde queréis llegar?

Inés: ¡Joder! Nos lo han dicho en otras entrevistas, ¡cómo pasa el tiempo! La verdad es que no nos habíamos dado cuenta. (risas)

Iñaki: ¡Haremos un homenaje! (risas) Ahora que nos habéis dicho esto habrá que hacer algo. (risas) Aunque el homenaje nos lo dimos en el disco rosa con todos esos cantantes que cantaron nuestras canciones. Pero vamos, queremos llegar muy lejos mientras tengamos cosas que decir y sigan surgiendo ideas, seguiremos, pero cuando llegue un punto que se nos terminen las ideas, no nos guste lo que hacemos y dejemos de sonreír, no disfrutemos y no sudemos sobre el escenario, lo dejaremos. Hasta ahora en cada concierto nos lo pasamos bien, salen más fechas y estamos los mismos desde el principio, por lo que estamos contentos.

· Nuevamente “dejáis sin título” vuestro nuevo disco, ¿por qué continuáis con esta particularidad de no poner una frase, una palabra o algo más concreto y optáis por dejar el disco así, añadiendo un color determinado y un art-word con dibujos?

Iñaki: Es muy complicado titular las canciones, cada una de su padre y de su madre, por lo que mucho más titular un disco. Es mucho más bonito y poético un color, nos sale así.

Inés: No nos da la gana cambiar el concepto, solo eso. (risas)

Iñaki: También pensamos que íbamos a sacar un par de discos y este proyecto terminaría, pero mira, aquí seguimos tras cinco discos, nos sorprendemos a nosotros mismos. Es curioso porque cada color a cada persona le sugiere cosas diferentes y eso es bonito.

Inés: ¡Eso es! Pero para nosotros también, por ejemplo el disco negro es oscuro, se nota en las canciones. Igual que el blanco es más claro, más optimista. Y el naranja es totalmente diferente, es apreciable el cambio.

· Es por eso que el color naranja del nuevo disco es un homenaje a Garbage, ¿es eso cierto? ¿Por qué habéis decidido que ese color ilustrase la portada y habéis pensado en ese grupo como dedicatoria?

Iñaki: ¡Totalmente cierto! Garbage nos gustan mucho y su disco Version 2.0 siempre ha sido cabecera para Gose.

Inés: No es tanto un homenaje sino más bien una influencia de Gose porque es el grupo que más nos ha influenciado a los componentes del grupo. Igual es uno de los pocos grupos que nos gusta a los tres.

Iñaki: La última vez que les vimos fue en el festival Bilbao BBK Live y estuvimos en primera fila los tres. Los amigos que nos vieron fliparon porque no nos separamos de la valla en toda la noche. (risas)

Inés: También estuvimos en su concierto en la salaLa Rivierade Madrid y es curioso porque la primera vez que fuimos fue a verles a ellos y la segunda fue para tocar en la gira de Carlinhos Brown, no sabemos ni cómo llegamos hasta ahí. (risas)

Iñaki: Al parecer llegó hasta sus manos un disco nuestro y quiso que tocásemos antes de sus conciertos en su gira española. No sabemos cómo surgió porque nunca lleva teloneros pero ahí estuvimos en los conciertos, nos gustó mucho. ¡Hasta nos llevó a comer cochinillo a Segovia, es un tío cojonudo! (risas)

· A la hora de grabar vuestro nuevo disco habéis elegido hacerlo entre los estudios Shot! Grabaciones de Arrasate y los Estudios 54 de Torrelodones ¿A qué se debe el cambio del habitual estudio donde grabasteis los otros discos y ahora elegir dos lugares diferentes para registrar las nuevas canciones?

Inés: Bueno, no está grabado, está hecho el disco ahí. El concepto de hacer los discos de Gose no es igual que el concepto normal que puede tener otro grupo de grabar. No tenemos local de ensayo, sino que nos reunimos en el estudio que tiene Iñaki que es nuestro campamento base, allí hacemos todo, es nuestra oficina y nuestra cocina.

Iñaki: A mi es que los locales de ensayo no me gustan nada, en la mayoría huele a cerveza y hay humedad, no puedo trabajar así. (risas)

Inés: No hacemos las canciones, las pensamos y las grabamos, sino que las canciones nacen y van creciendo hasta que vamos al estudio y las hacemos, allí nacen. No grabamos los discos, los hacemos. Luego cuando está el disco en fábrica y lo tenemos nos ponemos a trabajar para tocar las canciones nuevas en directo. Hemos decidido hacerlo en los dos estudios que dices porque queríamos cambiar, necesitábamos una nueva visión de nuestro sonido, experimentar, tener nuevas ideas y sensaciones, nada más.

Iñaki: Por eso hay canciones que hacemos en el estudio que no las podemos tocar en los conciertos porque tienen partes diferentes, digamos que en directo hacemos versiones porque metemos otros sonidos y elementos que no aparecen en las grabaciones. En los estudios hemos aprendido mucho, ha sido un nuevo paso en nuestra carrera.

Inés: Sí porque en directo no somos un grupo de laboratorio. Está claro que damos al ‘play’ porque llevamos el sonido de una batería y no la llevamos en directo pero la parte humana del grupo es muy humana porque no hay coros grabados, es todo espontáneo. La parte máquina queremos que sea así, no intentamos disimularlo, queremos ese sonido, nos gusta. Y la parte humana también queremos que sea así, si fallamos es porque somos personas, nada más.

· Igualmente la producción corrió a cargo de Juan Sueiro & Moli de SPAM, con quienes habéis trabajado por primera vez. ¿Qué supuso conocerles y compartir ese tiempo con ellos? ¿Cómo influyeron en las composiciones?

Inés: Supuso que por primera vez delegamos en alguien el trabajo de producción de las canciones porque cuando se dice eso de “hasta ahora no ha habido un productor” no es cierto porque siempre hemos tenido un productor. Aunque hemos sido nosotros los que tenemos la idea de la canción, le damos al ‘rec’, nos la grabamos y hacemos los arreglos llegó el momento de darle una vuelta y por eso elegimos estos productores. Creo que hemos elegido bien porque el trabajo con ellos ha sido perfecto.

Iñaki: Pues no les conocíamos personalmente, solo sus trabajos, pero teníamos muy claro que fuese alguien con una idea musical parecida a la nuestra. Tampoco queríamos el típico productor guiri con renombre que no nos fuésemos a entender ni en el idioma ni en lo musical porque no conocen el grupo, nuestra cultura, nuestras influencias y nuestros gustos. Con Juan y Moli queríamos hablar de fútbol, de política, de actualidad, de comida, de música y de todo. El inglés lo tenemos un poco parado y eso frenó buscar fuera, entonces contactamos con ellos, les contamos el proyecto y nos pusimos a trabajar.

Inés: También queríamos a alguien que nos gustase lo que habían hecho. En ese sentido influyeron, claro que sí, pero las canciones nacieron en Arrasate pero su sonido se ha implantado en nuestro disco, es totalmente apreciable. La verdad es que se han portado muy bien, su trabajo ha sido sobresaliente

· En cambio en la masterización repetís con Jonan Ordorika en los Mamia Estudios, no habéis buscado a alguien externo en otra ciudad, otro estudio, es como hacer una parte fuera para probar nuevas experiencias pero asegurar una parte de la grabación con alguien cercano. ¿Qué supuso repetir en esta parte técnica para grabar el nuevo disco?

Iñaki: ¡Es que Jonan es muy amigo mío, por eso repetimos! (risas)

Inés: Queríamos mantener la esencia de los otros discos.

Iñaki: Para nosotros es muy importante quien realice la masterización del disco. Se lo dijimos a los productores y aceptaron nuestra propuesta. Les dije que no habíamos encontrado a nadie que hiciese ese trabajo como lo hace siempre Jonan, por eso ni planteamos la posibilidad de cambiar.

Inés: Confiamos mucho en el mastering de Jonan. Ha hecho ese trabajo desde nuestro segundo disco y el acabado que deja es totalmente coherente con los otros discos. Creo que hemos conseguido romper con lo que anteriormente habíamos hecho aunque no suena muy diferente. Es difícil explicarlo pero nosotros lo notamos en el sonido, es más Gose que nunca, entonces sabíamos que le íbamos a dar la vuelta a todo en la producción pero mantener la parte de la masterización como estaba.

Iñaki: Lo jodido de este disco es hacer el siguiente porque tendremos que darle una vuelta a todo porque habíamos hecho todo nosotros y en el próximo habrá que decidir si seguir trabajando con otros productores ajenos al grupo o elegir otro sonido.

Inés: Estamos en un momento como grupo en que hemos recorrido toda Euskal Herria, la gente conoce nuestro sonido y había que tener algo nuevo, eso ha influido mucho. La gente te devuelve todo lo que les das, teníamos la opción de mantener el sonido o cambiar y eso es lo que hemos hecho.

Iñaki: Siempre hemos querido ser un grupo techno que sude sobre el escenario, por eso nuestras canciones siempre han sido muy duras pero era el momento de darles otro enfoque, sudar más, sonar diferente y crear nuevas texturas. Es como le pasó a Prodigy que muchos dicen que es un grupo de electrónica pero sobre el escenario es pura fuerza, te dejan sin palabras. Nosotros hemos ido cambiando, tenemos la trikitixa, dicen que somos muy vistosos y queremos explotar nuestro sonido.

· Precisamente se leen y escuchan muchos comentarios a cerca del sonido de Gose, desde el rock al dace, pasando por el punk y el techno. ¿En qué estilo os sentís más cómodos y con cuál más identificados?

Iñaki: Siempre hemos querido ser un grupo techno que dice cosas y eso no es muy normal encontrarlo, porque un grupo techno que en directo sude y encima lo den todo es, cuanto menos, vistoso. Yo creo que eso es importante para la credibilidad del grupo, porque por ejemplo en Euskadi mucha gente nos dice que somos un grupo de techno pero que tenemos mala hostia y decimos cosas. Por eso siempre mencionamos a Prodigy, porque nos sentimos identificados con ellos.

Inés: Para mi el grupo de rock más techno es Prodigy, no hay otros como ellos.

Iñaki: También nos gusta mucho lo que hacen Atari Teenage Riot, que es lo más punk y cañero que conocemos.

Inés: A nosotros nos da igual la etiqueta que nos pongáis, haced lo que queráis igual que nosotros hacemos lo que queremos. (risas)

Iñaki: Somos tres tíos que cada uno viene de un mundo, es difícil llevarse bien musicalmente hablando porque Ion es más punk, Inés más folk y a mi me gustan las máquinas, nos mezclamos y punto. A mi me gustan los grupos de techno pero los DJ’s no, me parecen el cáncer de todo esto. Que me den grupos de gente haciendo o diciendo cosas, un micrófono es un arma que no puedes desaprovechar, cantemos al amor, a la gente y a la vida.

· Y hablando del sudor, de la fuerza y de los directos, ¿cómo está funcionando vuestra nueva gira y cuáles son los planes que tenéis para presentar el nuevo disco?

Iñaki: Siempre nos gusta vestir el escenario, aunque metemos cosas más modernas, pero tenemos la suerte de parecer algo moderno. Hemos dado una vuelta de tuerca en esta nueva gira, será diferente. A partir de Semana Santa tenemos algún concierto confirmado en País Vasco pero primero viene el concierto de Madrid en el aniversario de Lengua Armada. Para nosotros es un subidón cantar en euskera y nos escuchen en la capital, tenemos que salir y mostrar lo que somos.

Inés: No será el concierto de presentación porque no tendremos todo el tiempo ni podremos montar nuestro espectáculo, pero bueno, le debemos mucho a Nano y a Lengua Armada y teníamos que estar en su fiesta.

Iñaki: En mayo volveremos para presentarlo oficialmente, pero esto será una toma de contacto. Luego haremos otros conciertos, pero nos dejamos llevar. Empezamos siempre en casa y nos van llamando para salir pero llevamos unos seis conciertos.

Inés: Luego en verano a tocar en los pueblos, fiestas y haremos lo de siempre, es otro rollo, no tenemos tantas salas como aquí, por eso en verano nos saldrán conciertos y luego iremos a gaztetxes y donde nos llamen.

Iñaki: Para tocar los festivales no nos interesan porque muchos grupos van a tocar gratis y se conforman con que su nombre aparezca en el cartel, tocando media hora y no les ve casi nadie. Nos sentimos más cómodos tocando en fiestas de pueblos o barrios ante más gente que va a pasarlo bien mientras vive las cosas más intensamente.

· Muchas gracias por la entrevista, nos vemos en los conciertos entonces.

Iñaki: Gracias a ti por el apoyo, escucharnos y darnos la oportunidad de aparecer en tu medio, es increíble la respuesta, ¡gracias!

Inés: ¡Muchas gracias! - Musicazul


Son de Arrasate y se han paseado por medio mundo con su particular mezcla de rock muy tecnológico unido a la trikitixa y voz de su cantante Ines Osinaga. Gose se ha ido convirtiendo en uno de los experimentos musicales euskaldunes más activos (han tocado hasta en Japón) y presenta ahora su quinta grabación en vísperas de la Feria del Disco y Libro Vasco de Durango.

Ayer, convocaron a la prensa asomados a la ría bilbaína y actuando junto al Museo Guggenheim. Su oficina de promoción explicó que habían querido hacer una presentación especial porque hacía tiempo que «querían darse ese capricho: recorrer la ría de Bilbao, tocando en directo desde un barco». La salida de la nueva grabación se oficializará el día 8 de diciembre, en la cita durangotarra, con un primer videoclip en 3D como apoyo.

Siguiendo con su hábito de dar un color único a cada álbum, esta vez el disco de Gose se publicará en naranja como un «homenaje a uno de sus grupos favoritos, Garbage». Los arrasatearras explican que han recurrido «a gente muy experimentada en el tecno» y que se han encargado de la producción Juan Sueiro & Molí, del grupo de tecno SPAM, presentados como «unos de los productores más respetados y reconocidos del panorama estatal en este tipo de música».

Gose, creado en el año 2004, ha utilizado para grabar, mezclar, producir y masterizar su novedad los estudios 54, de la madrileña Torrelodones, y también el estudio Shot!, de Arrasate, lugar habitual de trabajo en sus anteriores obras. La masterización ha sido realizada de nuevo por el técnico Jonan Ordorika en su estudio Mamia, en la localidad navarra de Azkarate.
Vuelta de tuerca

El acordeón diatónico tendría en este caso menos peso en su música y afirman que han intentado dar «una vuelta de tuerca más a su sonido» y que por primera vez «les ha dado por hacer nada menos que dubstep-triki, con la ayuda de DZ y Patrol Destroyers».

Colaboran con el trío en su quinta obra, Arkaitz Biain ‘Anger’ (voz en ‘Spam’, Eneko Barberena (con el texto de la composición ‘Zaborra’) o DZ & Patrol Destroyers (con el ‘dubstep-remix’ de la canción ‘Naizena izateko’).

Y recuperan en este disco la canción ‘Désolé’, del grupo Bad f-line, en el que militaron Iñaki Bengoa (ritmos y secuencias y Jon Zubiaga ‘Osoron’ (guitarras y bajo) antes de fundar Gose.

Siguiendo también con su hábito de no titular sus diferentes grabaciones sino numerarlas y distinguirlas por un color dominante, el disco ‘naranja’ llevará como indicativo un simple número 5. Y continúan con su política interna de autoproducirse los últimos trabajos. Gose sigue ofreciendo «tecno, dance, guitarras, sampler, triki , loops, una sugerente voz y textos siempre contundentes; actitud y electrónica». - Diario Vasco


Desde el año 2004 Inés Osinaga (voz y trikitixa [1]), Iñaki Bengoa (secuencias y programaciones) y Osoron (guitarra y bajo) integran Gose, una banda cuya base es la reinterpretación de la trikitixa, integrándola a ritmos en los que no es habitual hallarla o mezclándola con otros instrumentos y arreglos electrónicos.

En sus diez años de carrera han dado a luz cinco álbumes cuyo distintivo es el color y las formas de sus portadas: negro (Gose I, 2005), blanco (Gose II, 2007), rojo (Gose III, 2009), rosa (Gose IIII, 2010) y naranja (Gose IIIII, 2012).

Mientras se abrían camino con su disco negro fueron teloneros de Carlinhos Brown en España y en 2009 estuvieron nominados en los Premios de la Música de la Academia de las Artes y de las Ciencias de la Música española en la categoría de “Mejor Canción en Euskera”.

Gose nos ayuda a cobijar la llegada del otoño con una banda sonora hecha de sonidos y ritmos que en la teoría pueden sonar a locura o a conceptos incompatibles. Al involucrar un artilugio típicamente vasco la referencia más obvia que puede hacerse es al folk, aunque va mucho más allá, pues pasan por casi todos los ritmos e incluyen valses, pasodobles, fanfarria cíngara, rap… todo en función de una electrónica que, por momentos, recuerda al electro industrial germano o a sonidos discotequeros de los noventa.

Su lengua materna y presente en casi todas sus canciones, es el euskera, aunque con guiños idiomas como el inglés o el castellano, incluso incorporando algunas expresiones coloquiales de latitudes hispanohablantes lejanas a España.

Su cuarto álbum, lanzado en 2010, Gose IIII recorre sus discos anteriores, pero reinventando varios de sus temas o perfeccionándolos. Este también incluye un DVD con el documental On Egin! que expone momentos de la presentación del álbum rojo, su paso por Japón, su gira española y algunos videoclips.

Si “Gose” significa hambre, con su música dan ganas de meterse en la cocina y preparar bacalao con chile poblano, cocochas al curry… o cualquier receta que implique reunir un elemento vasco con ingredientes lejanos. ¡Claro! siempre y cuando quede bien preparado, como quedan los temas de Gose; banda que deja un buen sabor en el oído. - LAPOPLIFE Informacion y Analisis Musical


El Kutxa Kultur Festibala es el evento perfecto para los amantes de festivales: un formato limitado, un cartel de amplio espectro y una exquisita ubicación. El parque de atracciones en lo alto del Monte Igeldo (con sus inmejorables vistas tanto sobre el litoral como sobre la donostiarra Bahía de La Concha), acogía el fin de semana del 5 y 6 de septiembre la tercera edición de un certamen que logra convertir en mágico un vetusto entorno (muchas de las atracciones datan de cuando se inauguró el recinto, en 1912, y no parecen haber sido puestas al día ni con un simple lavado de cara). La Montaña Suiza (su trazado es tan sencillo que no llega a rusa), el Río Misterioso, las barcas, los Cosmicar… se mantienen abiertos durante las dos jornadas (y no son pocos los festivaleros que se animan a montarse), sirviendo de inesperado marco para los dos escenarios (frente a uno de ellos permanece la "Parada de ponys" –en este caso vacía, que los pobres animalicos sí descansan durante el festival), a los que se suma un tercero rodante en lo alto de un autobús y una terraza con djs. Todo ello trufado de tómbolas (sí, sí, puedes probar puntería echando unos tiros con las carabinas o medir tu fuerza con el típico mazo de feria) y de puestos de viandas más infantiles que festivaleras (palomitas, manzanas caramelizadas, gofres…). Un recinto, por cierto (y no queremos quedarnos sin decir esto) del que te permiten salir y entrar a tu libre albedrío y cuantas veces desees aunque no tengas bono completo. A ver si toman nota todos los demás festivales, siempre tendentes a obligar a consumir dentro a los que solo tienen entrada de día.



Y todo esto en un tamaño casi casi "de bolsillo", que permite que uno pueda tomarse unas cervezas con unos The Pains Of Being Pure At Heart recién bajados del escenario o incluso prescindir del móvil –damos fe, que nos quedamos enseguida sin batería–, porque en cuanto te das un par de vueltas por el recinto ya te cruzas varias veces con todos los presentes. Por no hablar de la ausencia de colas en baños y barras, o de los puestos de comida. Sí, sí, comida, de la de verdad. No hablamos de los desgraciadamente habituales sucedáneos festivaleros... ¡Si hasta hay un horno de leña (real) que hace pizzas al momento!



En cuanto a lo puramente musical, la cita la abrieron los locales Grises el viernes 5, que repetían después de la previa al festival que habían protagonizado con su acústico la tarde anterior en el centro de Donostia. A esta nueva cita acudían de nuevo con su "Animal" (Octubre/Sony Music, 2014) bajo el brazo, pero en una versión enchufada y mucho más cañera.

Poco después sobre el mismo escenario (el principal, ubicado en el parking del parque de atracciones), los londinenses Toy intentaban aportar oscuridad a una hora quizá demasiado luminosa para ellos… Para más inri, resultaron demasiado lineales y les faltó gancho. Menos mal que en otro escenario (el mediano, el de la mencionada parada de ponys) y desde el polo opuesto a los Toy, elevaba el nivel el cantautor de Montreal Sean Nicholas Savage. Salía descalzo a escena (quizá un guiño a su música, que remite a la calidez de los suelos enmoquetados) y con la sonrisa de quien disfruta de la ocasión. Él sí convenció. Su delicadeza y sus notas de sabor retro encandilaron desde el primer tema. Las canciones de su "Bermuda Waterfall" (Arbutus Records, 2014) sonaban casi tan coloridas como las camisas de la banda. La cosa pintaba tan tan bien, que dolía tener que abandonarlos para llegar, de vuelta al escenario grande, al comienzo de los Lori Meyers (foto a la izquierda bajo estas líneas).

Pero es que si había alguien capaz de hacer vibrar el llamado Escenario Keler en la jornada del viernes, eran ellos. Los granadinos (de "granaínos" iba la cosa, ya que al día siguientes serían Los Planetas las grandes estrellas del mismo escenario) saben lo que hacen y repasan los grandes temas de todos los discos de su carrera sin que ninguno se le escape al público. Lo más parecido a un veni, vidi, vici. Llegar y… ¡al bolsillo! Todos ganados para la causa y convencidos de que ese era el concierto del día.



Tras ellos, era el turno de los Wombats, que no consiguieron llegar al nivel de efectividad y maestría de quienes les antecedieron. Con saltos y piruetas, el bajista de la banda de Liverpool intentaba contagiar en los presentes el movimiento rítmico y, finalmente, sí lograba arrancar algunos coros. El momento álgido llegaría con "Let's Dance To Joy Division", pero aun así, no alcanzaron el "vaya conciertazo" incontestable y generalizado que lograron los granadinos.



Al día siguiente, el sábado 6, llegamos a Igeldo a una hora y con un sol que animaban más a la siesta o a aprovechar las playas donostiarras. Así que Gose abría el escenario grande con 12 personas de público (literal) que, encima, ni nos atrevíamos a acercarnos ante semejante estampa. Pero el trío de Mondragón ni pestañeó ante el inmenso y desolado parking. Profesionalidad, actitud y temple ante todo. Inés nos fue saludando (¡grupo por grupo!) con un "Arratsalde on!" mientras su sencilla pero efectiva escenografía (tres stores de leds que no perdían su gracia por ser de día) se ponía en marcha. Y los tres se entregaron a su música: bases electrónicas pregrabadas, Osoron a la batería electrónica con su brazo escayolado (podrán gustar más o menos pero es innegable que a estos chicos no les detiene nada), Iñaki a la guitarra bien encuerado en negro (y, suponemos, convertido en sauna andante) e Inés lanzando proclamas en euskera. Porque, según ellos, la revolución no será televisada, sino bailada. Y eso hicieron, incitarnos al baile con su techno-rock con corazón de romería euskaldun: trikitixa y pandereta sobre bases a más de 120 bpm. "Hil da Europa", "Renato", "Ezetz"… Tiraron de clásicos, ya que hace tiempo que no editan material nuevo (ahora mismo lo están grabando, por cierto). Y aunque la voz de Inés siempre se quede corta, sus ganas parecen suplirlo todo. Si hasta agarró la triki y se bajó del escenario para cantarnos "a la cara". Allí estuvimos haciéndole corrillo para descubrir que, como por arte de magia, ya no éramos 10 sino unos 200 los congregados. Olé por Gose.



"¡Putos hippies!", nos gritó Iñigo Cabezafuego nada más comenzar su concierto. Aunque luego nos aclararía que es cosa de su madre, que cuando dice hippie quiere decir hipster, lo cierto es que sus pintas (¡esa melena afro!) y las de sus colegas (batería y violinista), eran más propias del Woodstock del 69 que del Monte Igeldo del siglo XXI… A eso de las 17:30 le tocaba estrenar el escenario más peculiar y simpático del festival: el autobús Red Bull. Y también el más jodido para los músicos, por eso de tener que tocar en lo alto del vehículo a varios metros sobre el público. O eso al menos opinaba el navarro (una especie de cruce entre Captain Beefheart y Señor Chinarro, con la retranca de un Javier Krahe pasado de trippis), que sin embargo le encontró el lado positivo a su atalaya: "Acabo de ver pasar a Florent (Los Planetas) y vaya calva que se le ve. Eso no se cura. Eso es terminal ya". Y es que con Cabezafuego no hay desperdicio. Ni en las socarronas letras de sus temas de regusto vintage, ni mucho menos en los parlamentos entre canción y canción. Nos regaló perlas como: "Este tema se llama "Meteorito" y os lo dedico a todos los hijos de puta que metéis más de 8 horas" o "Aquí detrás está un amigo mío. Que sepáis que un aplauso suyo vale más que todos los vuestros". En resumen, el concierto más marciano y divertido del festival. Sin duda. Los pocos afortunados que lo disfrutamos (los Columpio Asesino incluidos) despedimos a Cabezafuego con una sonrisa de oreja a oreja. Y con muchas ganas de que llegue ya su inminente disco debut en solitario tras sus periplos en otras bandas (Atom Rhumba, Half Foot Outside, Los Separatistas…). Se llamará "Camina conmigo" (Folc Records/Happy Place) y sale en octubre. Síganle la pista.

Cambio total de tercio con The Pains Of Being Pure At Heart, que volvían a Euskadi a cerrar una gira europea que arrancaban precisamente en el MAZ Basauri (festival coorganizado por esta casa) el pasado mayo. En aquella ocasión no solo estrenaban en directo su reciente "Days Of Abandon" (Fierce Panda/Yebo Music, 2014) sino que presentaron su nueva formación, con Jessica Weiss como teclista. Y tal y como ya habían hecho cuatro meses antes en el Social Antzokia de Basauri, en Igeldo se repitió el esquema: muchos de sus nuevos temas, algunos hits pasados y una demostración más de que la banda ha entrado en la madurez musical tras su abrupto salto al estrellato indie hace unos años (recordemos que en Donostia ya habían estado en plena Zurriola dentro del Jazzaldia, en un escenario de muchísimo mayor aforo).



Los Perro se subieron a lo alto del autobús que hacía las veces de tercer escenario con sus dos baterías y sus dos voces (que son además guitarra y bajo). Y desde el mismo comienzo empezó el baile de papeles y las infinitas combinaciones: dos baterías + dos guitarras, batería + sintetizador + guitarra + bajo, dos baterías + teclado + guitarra… No paran. Y siempre atinando en la ejecución. Con ese esquema de banda en permanente intercambio de papeles, el cuarteto murciano se explayó en su "Tiene bacalao, tiene melodía" (Miel de Moscas/Gran Sol, 2013) que tantas alegrías les está dando. Directo contundente (apoyado en las dos baterías y las dos voces), letras desenfadadas y divertidas, y un rock con personalidad que se pega a la planta de los pies. Todo eso, y no es poco dada su juventud, ofrecen Perro en directo.



columpio asesino kutxa kultur 2014Quizá el fuerte de El Columpio Asesino sean los discos y no los directos. Pero es un placer verlos sobre el escenario derrochando actitud. Cristina (cantante y guitarra, en la foto de la derecha) no para: se contonea, se entrega, hace poses, susurra al micro… Incluso un poco demasiado de postal rockera, pero nos gusta. Comenzaron el concierto como los más valientes, tocando las canciones de su nuevo album, "Ballenas muertas en San Sebastián" (Mushroom Pillow, 2014). Y eso que, como confesaban a bi fm en el pasado Bilbao BBK Live, son bien conscientes de que la mayoría de gente que se acerca a verlos solo les conoce por "Toro". Pero el escenario grande del festival estaba abarrotado y el público aguantó el reto con facilidad. Y es que este nuevo disco de los navarros, que prácticamente se tocaron de pe a pa, se defiende solo. Y más cuando casi casi juegan en casa. Después llegaron los hits y la gente feliz. Valor seguro y asegurado. Unas horas antes Cabezafuego decía que de este Kutxa Kultur solo merecía la pena él mismo y los navarros. Vale, se pasó un rato, pero ambos conciertos fueron, sin duda, de lo mejor del día.



Y mientras eso ocurría en el escenario grande, tras una pequeña puerta casi oculta en un pasadizo, se estaba fraguando una de las sorpresas del festival. Los Kokoshca iban a tocar a las 20:30 en el llamado Teatro Abandonado, una de las atracciones del encantadoramente decadente parque de Igeldo. Es lo que tiene la ubicación elegida, que permite estas deliciosas frikadas (como poder gozar como niños en los autos de choque, por ejemplo). Se había anunciado que el aforo del misterioso teatro era reducidísimo, pero fueron muchos los avezados que se acercaron a hacer cola y, con ello, convirtieron en misión imposible lo de conseguir una plaza en la pequeña soirée que allí se estaba cociendo. Solo dos horas después la banda repetiría experiencia con idéntico resultado: imposible acceder por aforo completo. Es la espinita que se nos queda de este Kutxa Kultur…



Reptile Youth, el dúo danés formado por Mads (voz) y Esben (bajo), se presenta como quinteto en directo. Y es precisamente viéndolos en vivo cuando se entiende por qué con solo dos discos y dos años de carrera, se ha hablado tanto de ellos. Lo suyo es un post-punk pasado por la batidora de la electrónica y descaradamente enfocado a la pista de baile. Y vaya si consiguen que la gente mueva el esqueleto en sus energizantes directos. Mads, al que apodaremos el rey del crowdsurfing (con eso quedado todo dicho), es una especie de Bono con el baile de San Vito y al estilo hooligan, que tan pronto se quita la camiseta (recordando a una versión de dos metros de Iggy -la iguana- Pop, nótese el fino hilado entre iguana y Reptile Youth…) como salta y se convulsiona en el escenario contagiando su frenesí. Ya nos habían convencido un día antes en el Ebrovisión de Miranda de Ebro, pero solo 24 horas después, volvían a recordarnos por qué nos gusta tanto asistir a conciertos.



reptile youth kutxa kultur 2014Reptile Youth // Lucía Astrain



Y mientras en el escenario principal tenía lugar la transición técnica y escenográfica de los Reptile Youth a Los Planetas, en el ubicado justo entre tómbolas, puestos de dulces, coches de choque y tiovivos, salía a escena Jacco Gardner. Otro danés, pero en el polo opuesto a los Reptile. Un multi-instrumentista que factura un suave pop psicodélico de aires barrocos. No parcía ni el momento ni el lugar para eso, pero Gardner y su banda consiguieron que lo fuera. Con su música fueron construyendo una mágica burbuja imaginaria que consiguió envolver a una minoría que en ese momento no aprovechábamos para saciar necesidades más primarias (fisiológicas, alimentarias o alcohólicas) y nos dejábamos cautivar por su virtuosismo impecable. ¿Se puede crear la mágica ilusión de la intimidad en medio de un parque de atracciones plagado de gente? Se puede.



Los Planetas arrancaban su concierto a lomos del trote giróvago de "Los poetas", tema del que es su último disco hasta la fecha ("Una ópera egipcia", Octubre/Sony Music, 2010). Mientras escuchábamos sus hipnóticos y coránicos versos, uno se acordaba de los también proféticos versos de Cabezafuego unas horas antes: "Dónde vas ya con cuarenta y tantos / Y en primera fila de un concierto de Chinarro / Llorando y suspirando". Cambia Chinarro por Planetas y ahí nos tienes a quienes escribimos esto, flipando una vez más con la más cósmica agrupación de Granada.



Luego dirán que el euskera es difícil, pero el "granaíno" de un Jota especialmente locuaz e ininteligible durante esta gira alimenticia que se han sacado del anillo de Saturno, a nosotros nos suena absolutamente marciano. Y al resto de la audiencia también. Solo faltaban enormes signos de interrogación luminosos sobrevolando al público cada vez que se arrimaba al micro entre canción y canción. Aun así, se pudo descifrar que le dedicaban una siempre emotiva y poderosa "Toxicosmos" a Pablo San Martín, el llorado bajista de los donostiarras La Buena Vida. Y también otra dedicatoria a la audiencia y al entorno maravillosamente decadente que nos rodeaba, en la canción que cerró el set antes de los bises (cómo no, "Pesadilla en el parque de atracciones").



Segundo concierto que catamos de esta gira de celebración del 21 aniversario de su primer disco. ¿O será de los 16 años de su OBRA con mayúsculas, "Una semana en el motor de un autobús" (RCA-BMG, 1998)? También se cumplen cuatro años de la publicación de su último disco, y eso, quieras o no, tiene que doler en el bolsillo planetero. Pero a estas alturas de la historia, cualquier razón es buena para un concierto suyo. Y es que Los Planetas de hoy, a punto de que se les queden demasiado jóvenes para sus blancos cabellos algunas de esas letras de desamor indie tan universales, son un seguro de calidad y de canto general. Atrás quedaron los tiempos "pimiento de padrón", en los que un concierto picaba de gusto y el otro era un desastre. Estos Planetas, más profesionales, más alimenticios quizá, demuestran un amor y cuidado por su público que se agradece. Porque Los Planetas se han hecho mayores; pero para bien. Son ahora una máquina engrasada de psicodelia flamenca en la primera mitad de sus shows y una colección de hitazos indies en la más celebrada segunda parte final. Ya como casi siempre: conciertazo. - bi fm


La trikitixa es un acordeón pequeño y diatónico de botones que desde finales del siglo XIX se ha convertido en un instrumento tradicional del País Vasco, vinculado estrechamente no solo a su música popular sino también como una poderosa incitación al baile. Buena nota ha tomado este trío, que ha unido tan centenario acordeón a los ritmos electrónicos, en una combinación tan insólita como eficaz. Como si la world music se diera el lote con el descaro punk en mitad de la pista de baile, así suena Gose. Cinco discos hasta el momento –todos homónimos, tan solo numerados, a lo Neu!- y un directo de padre y muy señor mío colocan a los de Arrasate como una de las sensaciones más exportables de la música en euskera - Monkey Week


Discography

Still working on that hot first release.

Photos

Bio

gose. N. /g?se / hunger 1. the feeling caused by a need to eat 2. a strong desire for something

GOSE are an Arrasate-Mondragn (Basque Country) based trio formed by Ines Osinaga (singer and accordion), Iaki Bengoa (percussion and programming) and Osoron (guitarist and bassist). Gose began their silent journey in 2004, as a result of the trio sharing their musical ideas. The band merges accordion with electronic music.

By merging accordion and Electronic music, gose creates warm, raw, mild atmospheres and dance rhythms. Gose experiment with everything: world-music, bossa nova, glam, rock, punk, Basque dance music.


They base their music on a new concept of understanding the Trikitrixa, combining it with elements that are not typically connected to the instrument itself and thus obtaining a different result. GOSE blends Trikitrixa with electronics and obtains relaxed, elegant and malleable rhythms.

Always singing in Basque, as GOSE dreams and thinks in Basque.

GOSE means hunger and GOSE is hunger and human, and is hungry.

GOSE oozes electro-jazz, tango, lullabies, afro Brasilian percussion together with the tambourine, techno, punk and hard core, arin-arin; but basically, and above all, the world of the Trikitrixa together with the energy of electronic sequences accompanied by a gentle and inviting voice. GOSE has revolutionized the traditional culture of the Basque Trikitritxa.

HIGHLIGHTS

- 2005, Presentation of the bands first CD; gose I Black
- They write the main song for the Basque feature film Eutsi!. Two of their songs are included in the soundtrack of the movie.
- Carlinhos Brown invites them to play with him in the 3 concerts he offers in his Spanish Tour in Madrid and in Valladolid where he is presenting his new LP.
- In 2008, Mr. Carlos Pina from Spanish National radio (Radio3), asks them to his programme to play with Juliette Lewis.
- They play at the international WOMEX08 fair invited by the Basque Government.
- In 2009, they are nominated for Best Song in Basque that the Music Awards offer each year at the Academy of Arts and Science of Spanish Music.
-They take part in the centennial hymn of the Real Sociedad de futbol, the 25th anniversary of the Getxo Folk Festival...
- They are invited to the 8th Festival of culture in Diyarbakir (Kurdistn) where they perform before over 50.000 people. They were the only non-Kurd band to play at the festival.
- Towards the end of this year, they go on tour in Japan where they offer 6 concerts.
- They publish GOSE IIII, CD+DVD. Where in addition to a documentary on their tour in Japan and a live performance of the band, the CD is a compilation of songs of other of GOSEs albums interpreted by some of the best Basque musicians of all time. A true luxury: Fermin Muguruza, Oreka TX, Kutxi (Marea), Oskorri, Josu Zabala, Petti & Andoni, Makala Dj, Miren&Lipus, Naroa (Amaiur), Pirritx eta Porrotx & Bonberenea Txarangarekin, Gari, Mikel Urdangarin...
- In 2011 GOSE writes the official song for the 17th edition of Korrika, a massive biannual party that crosses the Basque Country in support of the Basque language. And so, the last 20th of January they presented the song Euskalakari and video clip in Bilbao. This edition of the Korrika will begin on the 7th of April in Trebio and will end on 17th of April in San Sebastian.
- GOSE IIIII turns out to be the 2nd best seller in the 47th edition of the Durango culture market festival. Forever loyal to self production, setting up their own stand, etc... Without any help from studio labels.
- Presentation of the video clip of the song Ezetz, which is the first ever 3D video clip made in Basque. Directed by Mikel Clememte & Alphax.
- In January 2013 the concerts to present this 5th album will take place and they will be performing it throughout the year.

Band Members