Maria Rodés
Gig Seeker Pro

Maria Rodés

Barcelona, Catalonia, Spain | Established. Jan 01, 2014 | INDIE | AFTRA

Barcelona, Catalonia, Spain | INDIE | AFTRA
Established on Jan, 2014
Band World Dream Pop

Calendar

This band hasn't logged any future gigs

This band hasn't logged any past gigs

This band has not uploaded any videos
This band has not uploaded any videos

Music

Press


"La copla también puede ser naif"

A mediados de los años sesenta, las masas conocieron la copla Tengo miedo a través de la interpretación de una afectada Rocío Jurado. Casi cinco décadas después, la pujante cantautora María Rodés (Barcelona, 1986) se aproxima a la misma canción y la despoja de ese histrionismo tan propio del género. Donde antes había grandilocuentes arreglos orquestales y una interpretación cargada de teatralidad, en el disco María canta copla, el acercamiento al género de la catalana, hay arreglos sutiles con guitarras eléctricas, teclados, capas de voces angelicales y una forma de cantar casi entre susurros.

“A mí también me ha sorprendido”, recalca la propia Rodés en la cafetería de un céntrico hotel madrileño. “Quería acercarme al mundo folclórico de alguna forma y he escogido la copla porque he sentido un vínculo con esta música. Cuando empecé el proyecto estaba huyendo de una cierta crisis, quería salir del dramatismo de las letras de las canciones que componía yo, de acabar siempre hablando de cosas tristes o de quejarme. Me sentía un poco egocéntrica escribiendo. Y di con la copla, que es justamente toda una exageración de lo que estaba huyendo”. Hasta ahora, esta cantautora de “culo inquieto”, según ella misma se clasifica, facturaba una suerte de neo-folk delicado y onírico. Ahora, en un ejercicio de estilo, lleva a su terreno standards del folclore patrio como Tatuaje o Ay pena, penita, pena. “Lo que hago, al final, no es tan distinto de lo que hacía esta gente. No deja de ser música pop, aparentemente sencilla, con canciones inspiradas por la pena, la soledad, la frustración. No dejo de ser una coplera actual. No a nivel musical, pero sí como concepto”, asegura.

La idea era acercarse al género, actualizar el sonido, pero sin pasarse de moderno. Hay sintetizadores, es verdad, pero también guitarras españolas, bandurrias y hasta castañuelas. “Mucha gente pensaba que haría algo más contemporáneo, más posmoderno y con más ironía. Una parte del disco remite a lo folclórico, pero también hay instrumentos que no hubiera metido en mis otros trabajos. Quería que convivieran estos timbres con lo nuevo, como un equilibrio entre los dos mundos”.

El oyente actual apreciará algo de humor y sarcasmo, asegura, en letras tan moralistas como la de Las manos vacías, popularizada por Lola Flores —“Un día alguien te preguntará por tus obras buenas y llorarás con pena al ver tus manos vacías”, reza la canción—. “Me hace gracia”, reconoce la intérprete. “Me lo tomo con humor. Luego te das cuenta de que la copla la cantaba todo el mundo”. A quitarle hierro al asunto, por cierto, contribuye también la voz de Albert Pla, que colabora como el marinero que coprotagoniza la emblemática Tatuaje, aquí con un toque mediterráneo. Y todo ello sin necesidad de recurrir a la teatralidad propia del género. “Me interesaba más el contraste entre unas letras que tienen tanto peso que no necesitan exagerarlas, no hace falta añadirles efectismo, no me salía de dentro. El contraste entre una voz más moderada y unas letras tan pasionales era lo que me parecía atractivo”.

Si la cantante y compositora ha decidido acercarse a un género tan popular y pintoresco no ha sido, admite, con la intención de recuperar unas canciones al borde del olvido. Lo suyo en este sentido está más cerca de propuestas de otras artistas como Las Migas o Silvia Pérez Cruz. Curiosamente, todas ellas de origen catalán. “Creo que hay algo natural en ello”, asegura. “Para encontrar algo más tuyo y más personal hace falta mirar más lo que tienes alrededor. Si no, es como anular tus raíces”. A fin de cuentas, se trata de husmear entre un cancionero y sentirte identificado. “Me atraía la imagen de mujer torturada. Es que soy un poco dramática en mi vida. Mejor dicho, transito por el drama, aunque luego soy alegre. Por eso he conectado tanto con la copla”. - El Pais


"María Rodés canta en el Teatro del Arte (Madrid)"

El Teatro del Arte es uno de esos rincones privilegiados de Madrid en donde se puede disfrutar de un concierto de tu a tu, no hay escenario, no hay zonas más subidas que otras, artista y público se encuentran en un mismo nivel, el ego elevado queda relegado al espacio común donde, quien se pone frente al espectador, tiene que demostrar su talento sin que exista ningún elemento físico que le mantenga por encima. Si a esto se le une el buen hacer que desde SON Estrella de Galicia están demostrando para llenar los pequeños escenarios del país, con artistas cuya calidad es indiscutible, se obtiene una bomba musical de la que ojalá pudiera disfrutar todos los días. Aunque la rutina cotidiana reduzca mis posibilidades de asistir a eventos como este, de vez en cuando un oasis en ese desierto diario aparece, esta vez se materializó en forma de talentosa artista catalana muy difícil de clasificar en un solo estilo, y no creo que ella quiera ser encasillada.

Con cerca de una hora de retraso comenzó el concierto, con respecto a la hora programada. Cinco músicos ocuparon sus respectivos lugares y comenzó uno de los inicios más extraños que he visto en un concierto, uno de los músicos agitando un tubo del que…sorpresa…¡salía música! y además, ¡música coherente!…la noche prometía…

Tras esta singular introducción saltó al centro de la composición la estrella de la noche, María Rodés, con un tocado a base de flores rojas y negras, un portento tan prodigioso como sutil, sin demasiados aspavientos desencadenó la sirena que llevaba dentro, ese animal mitológico que nos dejó a todos hipnotizados sin dejar de mirarla y escuchando muy atentos (como de hecho ella misma advirtió:”estáis muy calladitos todos, muy monos“). Aunque estaba rodeada de cinco músicos (guitarra, batería, bajo, guitarra clásica y un multinstrumentalista: tubos, vientos, platillos…) consiguió que toda la atención reparara en ella. Es increíble cómo ha recogido un género tan versionado como la copla y ha devuelto un disco que, si bien se trata de una complicación de temas copleros muy conocidos, suenan nuevos y diferentes en sus labios y en su música. Pero no solo nos deleitó solo con temas de su último disco, “María canta copla”, también pudimos disfrutar de temas de “Sueño triangular” (2012) y de “Una forma de hablar” (2010). ¡Incluso se atrevió a cantar en chino!, haciendo gala de su sentido del humor nos regaló unos cuantos chascarrillos, incluyendo aquel que hacía referencia a su canción Lejos de Pekín comentando que “los que sepáis chino entenderéis la parte en chino, y los que sepáis castellano, la parte en castellano“.

Con Tres puñales daba por finalizado el concierto, sin embargo alguien del público mostró sus duda en alto preguntando “¿no será cierto, no?“, y María tuvo que dar pistas sobre el devenir del concierto con un “en teoría es la última…en teoría...”, mientras movía los hombros en un gesto cómplice. Efectivamente no era la última, aun quedaba un bis compuesto por tres canciones, Escondite, Marinero de la barca (en la que pudimos disfrutar del coro de “rudos marineros guapos” que no eran otros que sus músicos) y, finalmente, y muy a nuestro pesar, Una forma de hablar.

Tras casi hora y media de concierto esta artista catalana que va, aparentemente, de puntillas pero demuestra su pisada firme cuando se coloca su guitarra y canta, nos mantuvo obnubilados y, finalmente, deseosos de una nueva visita suya.

Aquí más fotos.

SETLIST:



Intro

Flor del mal

El día que nací yo

Transiciones

Anabeluna

Desorden

Haz lo que te de la gana

A lo mejor

Qué fácil

Manos vacías

Lejos de Pekín

Mirail

Ay, pena, penita, pena

Agua que no has de beber

Tengo miedo

Tres puñales





Escondite

Marinero de la barca

Una forma de hablar



Texto y foto: Aída Cordero Domínguez - El Ukelele


"Maria Rodés: cantautora y olé"

La artista barcelonesa publica 'Maria canta copla', un disco que desnuda al género para captar su esencia. - El periódico


Discography

 Sin Tecnica ( Cydonia, 2009) with her first band: Oniric
 Una forma de hablar (Bcore, 2010) Maria Rodes
 Sueno Triangular (BCore, 2012) , Maria Rodes
Convergencia i Unio ( Bcore, 2013) toghether with Ramon Rodriguez ( The new Raemon) and Marti Sales ( Els surfing Sirles).
Maria canta Copla (Chesapik, 2014)

several collaborations with diverse Spanish artists

Photos

Bio

Maria Rods: vocals and guitarMaria Rods (1986) start into music is going very fast: 2009 she released her first album with the band Oniric Sin tcnica (Cydonia 2009) and quickly started he solo career with the lbums Una forma de hablar (Bcore, 2010) and Sueo triangular (Bcore, 2012). In 2013 she collaborated with Ramn Rodrguez (The new Raemon) and Mart Sales (Surfing Circles) in the album Convergncia I Uni (Bcore 2013) and also worked in various proyects with artists like Ral Fernandez (Refree), Coque Malla, Espaldamaceta or Anmic among others. 

This restless artist is now releasing Mara canta copla (2014, Chesapik) a beautiful selection of popular Spanish songs presented in a unique personal way. Maria Rods sets iconic copla songs like Ay pena, penita, pena, El da que yo nac, Tres puales o Tengo miedo into a new context with subtle arrangements, a simple instrumentation and delicate vocals, flying away from dramatization. With her unique style she brings back this classical genre to the young generations and surprises established lovers of copla. Shes a new precious treasure still to be discovered outside Catalonia

Line-up:

Guillermo Martorell: Electric Guitar

Natan Arb: Bass

Daniel Portavella: Spanish Guitar

Arnau Figueres: Drums

Pep Pascual: Sax, trumpet, effects and percussions