MARONDA
Gig Seeker Pro

MARONDA

Valencia, Valencia, Spain | INDIE

Valencia, Valencia, Spain | INDIE
Band Pop Rock

Calendar

This band hasn't logged any future gigs

This band hasn't logged any past gigs

Music

Press


Pablo Maronda es el ideologo de este proyecto. No obstante ha sido imprescindible la ayuda de Marc Greenwood, de la Habitación Roja. Dani Cardona, de Una Sonrisa Terrible, completa la formación a la batería. El Fin del Mundo en Mapas (Absolute Beginners) es un debut que suena a maduro.


- Ruta 66 Magazine September 2011


El sábado 18 de junio el dúo Maronda, formado por Marc Greenwood y Pablo
Maronda presentan en directo su álbum de debut “El fin del mundo en
mapas” (Absolute Beginners, 2011) en la sala El Loco de Valencia. Maronda
compartirán cartel con sus compañeros de sello Damien Lott.

Maronda, el proyecto musical de Pablo Maronda
y Marc Greenwood, bajista este último de
La Habitación Roja, acompañados en directo
por Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una
Sonrisa Terrible), editó en mayo su esperado álbum
de debut “El fin del mundo en mapas” (Absolute
Beginners). Según explican, la música de Maronda está
influenciada por bandas de guitarras de la costa oeste
y el folk americano, y también por bandas del pop
español de todos los tiempos. Desde los Byrds, Beach
Boys o Velvet Underground a Los Brincos, Nacha Pop,
Los Planetas o La Habitación Roja. Pero también por
el indie de los ochentas y los noventas de Pixies, The
Jesus And Mary Chain o The Smiths. En definitiva una
ingente cantidad de lecciones del mejor pop de todos
los tiempos bien ingerida y plasmada en un trabajo
exquisito y brillante. El disco fue grabado entre la casa
de Marc Greenwood y el estudio de Dani Cardona,
entre febrero de 2009 y agosto de 2010. Según explican
“’El Fin Del Mundo En Mapas’ es el diario de una
catástrofe: los indicios dispersos de una tragedia
irreversible, los mapas del naufragio -emocional
e ideológico- de un protagonista omnisciente,
que analiza su vida al final del trayecto. Y descubre
que es casi como volver al principio: el verdadero
Apocalipsis es que no estamos muertos
y todo empieza una y otra vez, sin posibilidad de
redención. Es la clave para llegar hasta el fin de
la tierra. El fin del mundo que la Antigüedad imaginaba
en grabados y relatos, como un abismo
fabuloso donde el mar se vertía en el tapiz negro
del cosmos, y que ‘buscaron’ en los libros de
baratillo decimonónico, los relatos avanzados a
su tiempo de Julio Verne, H.P. Lovecraft o Robert
Louis Stevenson”. Sus compañeros de sello Damien
Lott, cuyo álbum debut homónimo fue elegido como
segundo mejor disco de 2010 por esta publicación,
actuarán junto a Maronda. - Mondosonoro Magazine June 2011


MARONDA
El fin del mundo en mapas
(Absolute Beginners, 2011)
El valenciano Pablo Maronda se
une al también valenciano y bajista
de La Habitación Roja Marc
Greenwood para montarse su
propia apuesta por el pop de emociones
que mira muy de cerca a
aquellas canciones que se cantaban
allá por los años sesenta en
nuestro país. Los Brincos vienen a
la mente cuando oyes a estos
jóvenes que dicen que Ha salido el
sol con tanta naturalidad. - El Periódico de la Publicidad number 398


Marc Greenwood debuta con su nuevo proyecto, Maronda
La banda valenciana Maronda publica este lunes su nuevo disco, bajo el título de El fin del mundo en mapas. Se trata del nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda, quienes afrontan como dúo este trabajo de presentación [...]

Actualizado: 22-May-2011 10:49:37
Publicado en: Música noticias
Tags: disco, fin del mundo
Comentarios: No hay comentarios
Fuente: Marc Greenwood debuta con su nuevo proyecto, Maronda - Musica y Artistas


Es el proyecto paralelo de Marc Greenwood, bajista de La Habitación Roja
Publican estos días El fin del mundo en mapas
Estrenamos, en exclusiva, el clip del primer single, "Cambiada"
Sigue el Encuentro Digital con Maronda en Rtve.es
Maronda
RTVE.ES / RADIO 3
25.05.2011
Pablo Maronda y Marc Greenwood son Maronda. Acaban de publicar su primer disco, El fin del mundo en mapas, evocador de los grupos de guitarras de la costa oeste norteamericana y el folk anglosajón, sin dejar de echar una mirada respetuosa al pop pretérito español de grupos como Radio Futura, Los Secretos, Nacha Pop o Los Brincos.

"Cambiada", el clip que estrenan en exclusiva en Radio 3, contiene el tono crepuscular de todo el álbum. Los indicios de una tragedia irreversible, los signos de un naufragio emocional e ideológico que su protagonista analiza al final del trayecto. La idea cíclica de que todo empieza una y otra vez sin lugar a la redención.

Pop rock con guiños a The Byrds, Pixies, Smiths, Phil Spector, Jesus And Mary Chain, Richard Hawley o Tindersticks, el debut de Maronda es sólido y augura continuidad. - RTVE.es


Marc Greenwood, de La Habitación Roja, estrena proyecto paralelo
Marc Greenwood, de La Habitación Roja, estrena proyecto paralelo MADRID, 29 (EUROPA PRESS) Maronda es el nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda. Como dúo ambos afrontan esta experiencia que ya tiene un disco en la calle, 'El Fin del Mundo en Mapas', en el que aglutinan todo tipo de influencias. Porque para ellos, "el pop es un suma y sigue sin fin". "Es imposible desdeñar a Vainica Doble, Joy Division, Monochrome Set o Animal Collective", sentencia Pablo. En una entrevista con Europa Press, Marc agrega que todo lo que escuchan se refleja en sus canciones debido al "efecto esponja" que tiene el pop. Y en este debut hay, efectivamente, muchas referencias, que oscilan entre los sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk americano, aunque también miran hacia el pasado del pop español. En 'El Fin del Mundo en Mapas', álbum en el que también participan en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), se aprecian influencias nada menos que de Los Brincos, The Byrds, Pixies, Phil Spector, Tindersticks, Los Secretos, Nacha Pop, Radio Futura, Velvet Underground, Jesus and Mary Chain o Gabinete Caligari. Pablo concreta un poquito más y apunta directamente a "la vía abierta por los Byrds en su última etapa, el inmenso Gram Parsons y el country cósmico de los Flying Burrito Brothers". Más cercanos en el tiempo, se miran en formaciones como Wilco o Beachwood Sparks. Una vez aclaradas las pautas estilísticas, Marc explica que el disco se ha construido de una "forma totalmente inusual, comenzando a veces las canciones por el tejado". "El prolífico Pablo viene a casa, coge la guitarra y me toca dos o tres canciones, yo elijo la que me hace más gracia en ese momento y empiezo a pensar en la base rítmica, una vez la tengo, empezamos a grabar", señala. MARONDA TIENE "CANCIONES PARA RATO" A este respecto Pablo subraya que el proceso de grabación ha tenido lugar "en casa, con unas cervezas, escuchando disco" y completamente a su "bola". Marc ahonda al asegurar que han hecho lo que han querido "en todo momento" y no se han puesto "limitaciones". Tan bien se lo han pasado que ya adelantan su intención de dar continuidad al proyecto, pues, según Pablo, "hay canciones para rato". ¿Y goza de buena salud la música indie en España? Pablo reflexiona: "Depende de lo que consideremos como tal. Hay muchos grupos metidos en esa etiqueta que no me convencen, del mismo modo que hay gente que considera a Alejandro Sanz flamenco y a mi me parece absolutamente demencial meterlo en el mismo saco que Morente o Camarón". A su juicio, "siempre ha habido gente que ha hecho cosas al margen del mainstream". "¿Compensa ser de izquierdas en pleno auge del neoliberalismo? Eso depende de cada uno. El éxito es llegar a casa con la conciencia tranquila, sabiendo que estás dedicando tu tiempo a algo que te apasiona y en lo que crees", plantea. Por su parte, Marc asegura que fenómenos como Vetusta Morla o Love of Lesbian dejan claro que "ya no existen tantas diferencias entre mainstream e indie", tal vez porque "la crisis de la industria discográfica ha dejado a todos al mismo nivel, a ras de suelo". "Ya no hay muchos medios de comunicación que apoyen la música nueva, sólo suenan 'greatest hits' y cosas así. Es obvio que la música no interesa", critica. Finalmente, Marc avanza que su grupo matriz, La Habitación Roja, en el que por supuesto continuará, está en un "gran momento" y en otoño entrarán "a grabar nuevo disco para el año que viene", al tiempo que afirma que lo que están preparando le "gusta mucho". Pero antes, Maronda se presentarán en directo el 18 de junio en la Sala El Loco de Valencia. - El Digital de Madrid.es


Maronda es el nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda. Como dúo ambos afrontan esta experiencia que ya tiene un disco en la calle, 'El Fin del Mundo en Mapas', en el que aglutinan todo tipo de influencias. Porque para ellos, 'el pop es un suma y sigue sin fin'. 'Es imposible desdeñar a Vainica Doble, Joy Division, Monochrome Set o Animal Collective', sentencia Pablo.





Vota:
1
2
3
4
5
Resultado: 0 Comentarios
En una entrevista con Europa Press, Marc agrega que todo lo que escuchan se refleja en sus canciones debido al 'efecto esponja' que tiene el pop. Y en este debut hay, efectivamente, muchas referencias, que oscilan entre los sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk americano, aunque también miran hacia el pasado del pop español.

En 'El Fin del Mundo en Mapas', álbum en el que también participan en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), se aprecian influencias nada menos que de Los Brincos, The Byrds, Pixies, Phil Spector, Tindersticks, Los Secretos, Nacha Pop, Radio Futura, Velvet Underground, Jesus and Mary Chain o Gabinete Caligari.

Pablo concreta un poquito más y apunta directamente a 'la vía abierta por los Byrds en su última etapa, el inmenso Gram Parsons y el country cósmico de los Flying Burrito Brothers'. Más cercanos en el tiempo, se miran en formaciones como Wilco o Beachwood Sparks.

Una vez aclaradas las pautas estilísticas, Marc explica que el disco se ha construido de una 'forma totalmente inusual, comenzando a veces las canciones por el tejado'. 'El prolífico Pablo viene a casa, coge la guitarra y me toca dos o tres canciones, yo elijo la que me hace más gracia en ese momento y empiezo a pensar en la base rítmica, una vez la tengo, empezamos a grabar', señala.

MARONDA TIENE 'CANCIONES PARA RATO'

A este respecto Pablo subraya que el proceso de grabación ha tenido lugar 'en casa, con unas cervezas, escuchando disco' y completamente a su 'bola'. Marc ahonda al asegurar que han hecho lo que han querido 'en todo momento' y no se han puesto 'limitaciones'. Tan bien se lo han pasado que ya adelantan su intención de dar continuidad al proyecto, pues, según Pablo, 'hay canciones para rato'.

¿Y goza de buena salud la música indie en España? Pablo reflexiona: 'Depende de lo que consideremos como tal. Hay muchos grupos metidos en esa etiqueta que no me convencen, del mismo modo que hay gente que considera a Alejandro Sanz flamenco y a mi me parece absolutamente demencial meterlo en el mismo saco que Morente o Camarón'.

A su juicio, 'siempre ha habido gente que ha hecho cosas al margen del mainstream'. '¿Compensa ser de izquierdas en pleno auge del neoliberalismo? Eso depende de cada uno. El éxito es llegar a casa con la conciencia tranquila, sabiendo que estás dedicando tu tiempo a algo que te apasiona y en lo que crees', plantea.

Por su parte, Marc asegura que fenómenos como Vetusta Morla o Love of Lesbian dejan claro que 'ya no existen tantas diferencias entre mainstream e indie', tal vez porque 'la crisis de la industria discográfica ha dejado a todos al mismo nivel, a ras de suelo'. 'Ya no hay muchos medios de comunicación que apoyen la música nueva, sólo suenan 'greatest hits' y cosas así. Es obvio que la música no interesa', critica.

Finalmente, Marc avanza que su grupo matriz, La Habitación Roja, en el que por supuesto continuará, está en un 'gran momento' y en otoño entrarán 'a grabar nuevo disco para el año que viene', al tiempo que afirma que lo que están preparando le 'gusta mucho'. Pero antes, Maronda se presentarán en directo el 18 de junio en la Sala El Loco de Valencia. - Terra


Javier Herrero.
EFE, | 26/05/2011 | Comenta | Votar
+ 2 - 0 | Imprimir
Impregnado por el sentimiento de que "al final triunfa el mal", el nuevo dúo Maronda acaba de lanzar al mercado su primer disco, "El fin del mundo en mapas", una especie de huida a lo Julio Verne hacia "donde no ha llegado nadie", que es a su vez un regreso al pop español de los años 60 y 70.

"Soy bastante pesimista en general", ha reconocido el cantante y compositor Pablo Maronda en una entrevista con Efe, quien cree no obstante que, aunque el álbum trata del "desencanto" y del "batacazo emocional" del protagonista de las canciones, "tiene un punto idealista, algo de esperanza".

El artista, "más melómano que músico" según se describe, conoció al bajista de La Habitación Roja Marc Greenwood tras una actuación en su Valencia natal y comenzaron a trabajar juntos, sobre todo en el plano de la producción, donde convergen sus gustos y talentos.

"Yo giro hacia derroteros más años 60 o 70 en mi manera de hacer canciones", explica Maronda, un enamorado del "pop fonético, muy simple, con conceptos claros y primando las armonías" de Los Brincos, Byrds o Pixies, quienes a su vez bebían de fuentes extranjeras tan importantes como The Kinks o Beatles.

"Es una base muy buena, que en los años 80 se quedó atrás por rancia, pero hay que reivindicarla", defiende.

El disco, que se ha puesto a la venta esta semana, editado por el sello Absolute Beginners, cuenta con la canción "Cambiada" como single de presentación.

Dice que en la selección final de cortes primó cómo sonaban las canciones, sin reparar en qué contaban, y que al final resultó que la mayoría de ellas hablaban de una relación sentimental que se acabó o que ya no se sostiene.

Remiten además a experiencias personales ("tienes bastante hecho cuando hablas de lo que te pasa", argumenta) y rezuman un particular punto de vista: que las relaciones también se han contagiado "de esta actitud consumista que tenemos todos, son de consumo rápido", critica.

Sólo el último corte del disco, "Buenaventura", tiene un carácter más político, aunque vuelve por sus fueros pesimistas: "Al final triunfa el mal, que es lo que ha sucedido cíclicamente a lo largo del tiempo".

Al preguntarle por los paralelismos entre su tema y el movimiento de campamentos ciudadanos del 15-M, Maronda entiende que "independientemente de que la política de mercado es la que nos va a ganar siempre, hay que intentar mantener la mayor parcela posible ajena a ese poder, llevar una vida aparte de eso y tratar de cambiar algo".

El día 18 de junio, Greenwood y Maronda, junto con Paco Beneyto y Dani Cardona, presentarán alguna versión añadida y, "lo más fielmente posible al disco", los cortes de este "El fin del mundo en mapas" en la sala LocoClub de Valencia.
- ADN.es


EUROPA PRESS MADRID
La banda valenciana Maronda publica mañana su nuevo disco, bajo el título de El fin del mundo en mapas. Se trata del nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda, quienes afrontan como dúo este trabajo de presentación.
Las referencias de este nuevo grupo, en el que también participan en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), oscilan entre los sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk americano, aunque también miran hacia el pasado del pop español.
Entre sus influencias más directas destacan grupos como Los Brincos, Byrds, Pixies, Smiths, Phil Spector, Jesus And Mary Chain, Richard Hawley o Tindersticks, Los Secretos o Nacha Pop, Velvet underground, Radio Futura, Family, Décima Víctima o los primeros Gabinete Caligari, entre muchos otros. - Levante-EMV Newspaper


Maronda Hola, somos Maronda y estamos en el Pirulí (sitio emblemático desde nuestra más tierna infancia) dispuestos a revelaros los misterios del cosmos... Alos de Valencia Para Pablo; tengo entendido que cuando acabaste la carrera de derecho intentaste ejercer en un elitista despacho de abogados ("luxury abogados" o algo así). La pregunta es la siguiente, ¿que paralelismos observas entre el mundo de la abogacía de élite y el de la música indie? Gracias y un saludo. Maronda Son dos mundos muy jodidos y en ambos abundan las cenas opíparas y el mirar por encima del hombro. Afortunadamente mi paso por el mundo de la dura lex fue transitorio y anecdótico... Por cierto, Ignacio, un saludo Mameluco de aquí de Castro ¿Por qué Pablo Maronda es tan vago, siendo tan hiperactivo? Maronda El desgaste neuronal de estar el 200 por cien el 120 por cien del tiempo me genera un hartazgo existencial insondable... Gonzalo Pablo, en las letras de tus canciones veo guiños ocultos a REGRESO AL FUTURO

Cuántas veces la has visto?? Maronda Ocho millones de veces. Aunque no identifico esos guiños ocultos. Probablemente vivo siempre en el mismo día de 1967 una y otra vez. Lo nuestro es más El Día de la Marmota... Mameluco de aquí de Castro ¿Que significa Buenaventura para vosotros? Maronda Lucha, transgresión e inconformismo. Y valentía Paloma, Bruselas. Poetas: Maronda Pavese, Haro Ibars, Lorca, Hernández, Panero... anónimo ¿que pensáis de la industria musical española? Maronda ¿Qué piensa ella de nosotros? Rafa De Valencia Maronda esas patillas guardan muchos secretos bajo su espesor....para cuando una recortadita???? Maronda Jamás. Tampoco guardan tantos secretos y tampoco son tan espesas. El cine de Von Trier es más espeso y críptico. Pedirle cortes a él. Bisbal and Sebastian ¿Qué tal? Lo primero, deciros que el disco e innnncreíble. Y lo segundo, preguntaros si teneis pensado sacar algo nuevo en breve, algún e.p., algún documental sobre la grabación del disco... no sé, algo para los fans. Saludos desde la campiña. Maronda Pues tenemos ganas de grabar y tocar. Editar es algo que surge a posteriori. Iremos dando señales de vida cuando consideremos menester. Un abrazo! El Jincho "El fin del mundo en mapas" es delicioso y lo estoy devorando a cada escucha, así que me pregunto si estáis trabajando en un segundo trabajo que alivie mi gula de "Maronda" y, de ser así, que dirección tomará. Maronda Estamos ya en ello. Creo que tiraremos por derroteros algo más psicodélicos y menos folkies. Pero igual me equivoco... Diego ¿ Creéis que el artista debe comprometerse políticamente (y más en una crisis como la actual)? Maronda El artista SIEMPRE se compromete. Hay una correlación entre ética y estética. La crisis es una vía traumática hacia el cambio. Las dimensiones del cambio dependerán del colectivo social. Y eso está en las manos de todos. Otorgarle el compromiso exclusivo al artista es algo frívolo. Jordi (Valencia) Por que nadie pone el dinero encima de la mesa para un comeback de Juan y Junior? Maronda ¡Porque ya estamos nosotros! :) Dr. Cabrera Tengo entendido que la canción "Estrellas y agujeros negros" ha sido imposible de ser interpretada por la banda en directo.
¿Existe algún culpable? ¿Tal vez alguna maldición pese sobre ella? ¿Tenéis algún tipo de sensación al respecto? Maronda Es nuestro trece gigantesco. Nos ha salido mal dos veces en directo y -sospecho- por mi culpa. Creo que es un miedo escénico traumático solapado. Debo psicoanalizarme más a menudo. No sé... Raquel garcía (godella -Valencia-) Hola Palo y Marc, encantada de saludaros también por aquí. Esta pregunta es para Pablo: ¿puedes compartir con nosotros cómo surge la canción de "Durruti" y qué significa para tí? Maronda Surge por la necesidad de hacer una crónica del desencanto a todos los niveles -no simplemente el emocional, también el político-. Me apetecía escribir una canción política dentro de una escena en la que no abundan los manifiestos Sil Ha sido difícil hacer criba a la hora de elegir las canciones que aparecen en el disco? teniendo en cuenta la hiperproductividad Marondiana. Gracias. Maronda No creas. A base de darle vueltas y consensuar al final se llega a un acuerdo. Los amigos han ayudado. Fruswellian Oye chavales, en primer lugar "Hay algo eléctrico entre tú y yo" me recuerda a la MEJOR época de New Order. Jamás imaginé que algo en castellano con referencias a New Order pudiese sonar tan bien: ¡BRAVO!

El álbum es realmente bueno....caso aparte, tengo dos preguntas:

Me consta que el álbum ha llevado un largo proceso de grabación. ¿Desde cuándo lo lleváis grabando?


Y lo último, habladnos poco de esa portada cinematográfica: ¿De dónde viene? Maronda Lo llevamos grabando desde 2008 pero muuuuy tranquilamente. No nos hemos encerrado en el estudio en plan loco, como un grupo de progresivo de los 70, a experimentar y tocar una y otra vez de lunes a viernes.
La portada es obra de nuestra amiga Ana Vañó Francés. Va de viajes. De ir más allá - RTVE.es (Digital Interviews)


No ocurre muy a menudo, pero
hay discos que nada más dar al
play nos resultan familiares, como
si fueran parte desde siempre de
nuestra colección de favoritos.
Será porque su música remite a
lo mejor del pop español de los
sesenta (con Brincos a la cabeza)
o tal vez porque sus melodías son
adictivas e instantáneas, la primera
mitad del debut de Maronda
suena redonda. El fin del mundo
en mapas (Absolute Beginners)
es un soplo de aire fresco entre
tanta modernidad estándar. Los
artífices del proyecto son Pablo
Maronda (Valencia, 1978) y Marc
Greenwood (Valencia, 1980),
bajista de La Habitación Roja
que aquí se atreve además con
guitarras, coros y programaciones.
Lo presentan el 18 de junio en
Valencia (Loco Club). La sorpresa
musical de la temporada.
http://maronda.es
MARÍA DE COS - Calle 20 Magazine June


Ecos del pop hispano de los años sesenta, reminiscencias a la Costa Brava en “Aléjate”, en lo que a buen seguro es un pequeño pero sincero homenaje al eterno Sergio Algora, que dejan paso a unos sorprendentes Pixies pasados por el filtro del mar Mediterráneo, mientras de fondo planea la herencia de las guitarras y el folk de la costa Oeste Americana… pero un momento, vamos a hacer parada y fonda para empezar por lo que debería ser el principio.

Estamos hablando del primer disco de Maronda la banda capitaneada por Pablo Maronda y por Marc Greenwood, bajista de la Habitación Roja, quienes el pasado 23 de mayo pusieron a la venta su primer disco bajo el título de “El Fin del Mundo en Mapas”, un proyecto en el que se han hecho acompañar de Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), para presentar un trabajo altamente interesante, en el que recogen variadas e interesante influencias que hacen de la escucha de estos catorce cortes un placer para los sentidos.

El disco se abre con “Cambiada” una canción eminentemente pop en la que uno no puede evitar pensar en la banda que en su día ideó el gran Fernando Arbex, evidentemente estamos hablando de los Brincos. En unos parámetros similares se mueven “Impresionable” y “Sin Misterio”, en lo que son dos cortes que redundan en una forma de hacer música a la española repleta de belleza y sensibilidad.

A partir de ahí un cúmulo de grandes canciones se nos van presentando en una vorágine donde es fácil encontrar referentes de sobra conocidos, pero que no por ello hacen de la de Maronda una propuesta menos interesante, porque las bandas de cabecera siempre han existido y existirán, lo interesante es saber llevar su discurso a tu terreno y encontrar uno propio e interesante, tal y como ha logrado hacer la banda valenciana.

Y es que al escuchar “Control”, como decíamos un poco más arriba, se nos vienen a la cabeza los Pixies más ruidosos, por intensidad y crudeza, de la misma manera que con “El Nobel de la Bondad” son capaces de remitirnos a Jesus and Mary Chain, o a la mismísima Velvet Underground, en la obsesiva “Diez Veranos”.

Una de las cosas más interesante que encuentras en “El Fin del Mundo en Mapas”, es que a medida que avanzan las escuchas se descubren pequeños matices que hacen de esta obra algo atemporal y único. Una pequeña joya que a muchos les pasará, por desgracia, desapercibida, y que otros disfrutaremos mientras, como un secreto que se impondrá por su propio peso ante un considerable número de gente tarde o temprano.

Con luz propia brillan el pop sofisticado que propugnan en “Hay algo eléctrico entre Tú y Yo” o ese acercamiento, no sin cierta sorna, al folclore nacional que pretende ser “Los Novios de Bélmez”, recurriendo a las conocidas caras del pueblo jienense, y que acaba por convertirse en una de las mejores canciones de todo el disco, junto con la evocadora y eminentemente primaveral “La Campiña”.

Mención aparte merecen su sorprendente acercamiento a Family, si aquel grupo que nos legó para la posteridad el maravilloso “Un Soplo en el Corazón” y que se marchó para siempre haciendo mutis por el foro, con “Ha Salido el Sol” y “Buenaventura”, esta última, un claro homenaje a uno de los grandes mitos del anarquismo ibérico como fue Buenaventura Durruti, asesinado en plena Guerra Civil en circunstancias no del todo esclarecidas.

Todo eso encontrarás si decides acercarte al primer disco de Maronda, y en el que más allá de todo lo dicho hallarás ecos de otras grandes formaciones como The Byrds, Vainica Doble, Décima Victima, etc… sólo pondría un pequeño pero a todo lo que rodea a la banda y no es precisamente por el material grabado. Ellos confiesan que en su sonido hay influencias y sonidos cercanos a los Gabinete Caligari de la primera época, y eso ni es verdad ni es posible. Yo no los he encontrado. Además nadie en este país ha logrado sonar como ellos después de casi treinta años.

Por: Javier González. - El Giradiscos


Texto de EDUARDO GUILLOT publicado el 7 jun, 2011 en la categoría Entrevistas, Entrevistas Nacionales

“Me gustan mucho los discos en los que no tiene nada que ver una canción con otra. Odio los álbumes que están producidos de manera que todo suena igual”
El dúo formado por Pablo Maronda y?Marc Greenwood (La Habitación Roja) debuta con “El fin del mundo en mapas”, un tratado de pop atemporal, sin fecha de caducidad ni contraindicaciones, que apuesta por desmarcarse de la corriente general y destaca por su certero talento melódico y la elaboración de las letras. Eduardo Guillot se encarga de las presentaciones.

Texto: EDUARDO GUILLOT.

Ha surgido de la nada, y no se le conoce experiencia previa en grupos, pero el valenciano Pablo Maronda lleva años escribiendo canciones. Ahora ha reunido algunas de ellas en “El fin del mundo en mapas”, un disco debut que presenta en sociedad al dúo que comparte con Marc Greenwood (La Habitación Roja), y que se convierte por derecho propio en una de las revelaciones de la temporada. Pop luminoso, acompañado de letras elaboradas, arreglos inteligentes y coros deliciosos, que reclama el espacio que merece su talento en una escena saturada de propuestas vulgares y anodinas. Denle una oportunidad, no se arrepentirán.
Como era de esperar, y aunque el grupo lleva tu apellido, eres el vocalista y las canciones son tuyas, en la mayoría de medios se habla del “grupo paralelo de Marc Greenwood, de La Habitación Roja”. ¿Lo tienes asumido?
La verdad es que eso está pasando, pero es inevitable, aunque hemos hecho una hoja de promoción que lo deja claro. Canto yo, Pablo Maronda, pero me parece que va a ser cuestión de tiempo que la gente lo entienda. El otro día, en Radio 3, pusieron el disco y dijeron que era el grupo de Marc, de La Habitación Roja.
La lectura positiva es que su presencia llama la atención y abre puertas, ¿no?
Desde ese punto de vista me parece bien, pero no sé si realmente hacemos algo que tenga que ver con La Habitación Roja. Este tipo de cosas es inevitable al principio. Luego, o lo asimilarán o se quedarán con la idea equivocada, pero eso es algo que no está en mis manos. Cuando empezaron The Last Shadow Puppets, todo el mundo los recibió como el grupo paralelo de Alex Turner [Arctic Monkeys], y nadie tuvo en cuenta a Miles Kane, hasta que ha sacado un disco a su nombre y lo han identificado.
El CD suena como una enciclopedia del pop español de todos los tiempos, empezando por Los Brincos. ¿Estás de acuerdo?
Quería que fuera, sobre todo, variado. Me gustan mucho los discos en los que no tiene nada que ver una canción con otra. Odio los álbumes que están producidos de manera que todo suena igual. Y hay ejemplos muy claros en el pop español que me encantan, como Los Brincos, Los Ángeles, Family, Sr. Chinarro… Pero también me gusta Décima Víctima o Derribos Arias, aunque no se note en el disco. Y lo mismo con la tradición anglosajona: He ido picando de todo un poco.
¿Y Lori Meyers? Lo digo porque, cuando empezaron, siempre se les comparó, precisamente, con Los Brincos.
Me gustan, sobre todo el segundo disco, “Hostal Pimodan”, que era muy continuista con la última época de Los Brincos, en los años setenta. Lo que han hecho posteriormente no me gusta tanto, del mismo modo que no me gustan Vetusta Morla, Love of Lesbian y grupos así. He tratado de hacer un disco de pop tomando como referencia las cosas que he hecho siempre, y ahí caben desde The Byrds hasta Spiritualized o grupos españoles de los setenta y los ochenta.
¿La línea llega hasta Los Planetas?
Sí, claro, siempre me han gustado. No sé si se nota en el disco. Siempre he sido fan, pero también he intentado que no se notara mucho, no los tengo en cuenta a la hora de componer, lo que pasa es que los referentes son muy parecidos a los suyos. Pero no he buscado nasalizar la voz ni hablar de viajes espaciales, que suelen ser las cosas que les identifican.
Tus letras, muy elaboradas, van por otro lado. En el disco hay muchas canciones de amor.
La verdad es que son canciones que he ido escribiendo a lo largo de seis o siete años y, al final, quizá por buscar un elemento de cohesión, casi todas las canciones hablan de amor. Tengo otras, pero me parecía que, para un primer disco, plantear giros narrativos o temáticos podía resultar complicado. Buscaba algo más fresco, conectar con el oyente a nivel emocional, pero eso no quiere decir que no tenga canciones sobre otros temas.
Las canciones parecen, a veces, pequeños ajustes de cuentas. ¿Tienen destinatarios concretos?
Algunas sí. Otras son sumas de quejas.
Y después de tanto amor, cierras con ‘Buenaventura’, una canción sobre Durruti. ¿Y eso?
Es un disco sobre el desencanto, y es una forma de que el desencanto político esté presente. Creo que la gente en el indie no se atreve a hablar de política, es como un tema tabú, que parece destinado a grupos como La Polla Records o El Último Ke Zierre, y que si lo mencionas en el contexto de un grupo con referen - Efe Eme


'EL FIN DEL MUNDO EN MAPAS'

Europa Press – dom, 29 may 2011

Correo electrónico
Imprimir
Marc Greenwood, de La Habitación Roja, estrena proyecto paralelo
MADRID, 29 (EUROPA PRESS)
Maronda es el nuevo proyecto de Marc Greenwood, miembro de La Habitación Roja, junto a Pablo Maronda. Como dúo ambos afrontan esta experiencia que ya tiene un disco en la calle, 'El Fin del Mundo en Mapas', en el que aglutinan todo tipo de influencias. Porque para ellos, "el pop es un suma y sigue sin fin". "Es imposible desdeñar a Vainica Doble, Joy Division, Monochrome Set o Animal Collective", sentencia Pablo.
En una entrevista con Europa Press, Marc agrega que todo lo que escuchan se refleja en sus canciones debido al "efecto esponja" que tiene el pop. Y en este debut hay, efectivamente, muchas referencias, que oscilan entre los sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk americano, aunque también miran hacia el pasado del pop español.
En 'El Fin del Mundo en Mapas', álbum en el que también participan en directo Paco Beneyto (Midnight Shots) y Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible), se aprecian influencias nada menos que de Los Brincos, The Byrds, Pixies, Phil Spector, Tindersticks, Los Secretos, Nacha Pop, Radio Futura, Velvet Underground, Jesus and Mary Chain o Gabinete Caligari.
Pablo concreta un poquito más y apunta directamente a "la vía abierta por los Byrds en su última etapa, el inmenso Gram Parsons y el country cósmico de los Flying Burrito Brothers". Más cercanos en el tiempo, se miran en formaciones como Wilco o Beachwood Sparks.
Una vez aclaradas las pautas estilísticas, Marc explica que el disco se ha construido de una "forma totalmente inusual, comenzando a veces las canciones por el tejado". "El prolífico Pablo viene a casa, coge la guitarra y me toca dos o tres canciones, yo elijo la que me hace más gracia en ese momento y empiezo a pensar en la base rítmica, una vez la tengo, empezamos a grabar", señala.
MARONDA TIENE "CANCIONES PARA RATO"
A este respecto Pablo subraya que el proceso de grabación ha tenido lugar "en casa, con unas cervezas, escuchando disco" y completamente a su "bola". Marc ahonda al asegurar que han hecho lo que han querido "en todo momento" y no se han puesto "limitaciones". Tan bien se lo han pasado que ya adelantan su intención de dar continuidad al proyecto, pues, según Pablo, "hay canciones para rato".
¿Y goza de buena salud la música indie en España? Pablo reflexiona: "Depende de lo que consideremos como tal. Hay muchos grupos metidos en esa etiqueta que no me convencen, del mismo modo que hay gente que considera a Alejandro Sanz flamenco y a mi me parece absolutamente demencial meterlo en el mismo saco que Morente o Camarón".
A su juicio, "siempre ha habido gente que ha hecho cosas al margen del mainstream". "¿Compensa ser de izquierdas en pleno auge del neoliberalismo? Eso depende de cada uno. El éxito es llegar a casa con la conciencia tranquila, sabiendo que estás dedicando tu tiempo a algo que te apasiona y en lo que crees", plantea.
Por su parte, Marc asegura que fenómenos como Vetusta Morla o Love of Lesbian dejan claro que "ya no existen tantas diferencias entre mainstream e indie", tal vez porque "la crisis de la industria discográfica ha dejado a todos al mismo nivel, a ras de suelo". "Ya no hay muchos medios de comunicación que apoyen la música nueva, sólo suenan 'greatest hits' y cosas así. Es obvio que la música no interesa", critica.
Finalmente, Marc avanza que su grupo matriz, La Habitación Roja, en el que por supuesto continuará, está en un "gran momento" y en otoño entrarán "a grabar nuevo disco para el año que viene", al tiempo que afirma que lo que están preparando le "gusta mucho". Pero antes, Maronda se presentarán en directo el 18 de junio en la Sala El Loco de Valencia. - Yahoo!


El dúo valenciano edita un primer disco altamente adictivo.








Es una de las sorpresas escondidas de este año. el típico disco que sale sin hacer mucho ruido y cada vez que lo escuchas va ganando enteros hasta hacerlo prácticamente indispensable en tu reproductor. ¿Serán las melodías? ¿las canciones? ¿el ambiente? Lo cierto es que todas y cada una de las canciones de "El fin del mundo en mapas" traen recuerdos a épocas doradas de la música. Los Brincos, Juan & Junior, Vainica Doble... Sí, pero también Family, Décima Víctima o The Byrds se pasean por las notas de todas y cada una de las canciones editadas por el dúo valenciano Maronda, formado por Pablo Maronda y Mac Greenwood.

Referencias cinematográficas, mujeres malvadas, mal de amores, costumbrismo español... Todo cabe en este primer viaje discográfico de Maronda y si su escucha supone una experiencia muy agradable y que deja muy buen sabor de boca, el charlar un rato con Pablo Maronda para que nos cuente más cosas del disco mientras nos contagia su entusiasmo por el proyecto hace que la invitación a embarcarse en este viaje al fin del mundo que nos proponen él y Marc, sea prácticamente obligatorio.

El grupo lo formas con Marc, bajista de La habitación Roja, pero firmáis solo con tu apellido.
Las canciones las empecé tocando yo con una acústica en plan folk y todo ese material que fui acumulando se lo presenté un día a Marc y los dos decidimos volcarnos en la producción a medias, proponiendo arreglos y viendo como sacábamos las canciones. Al grupo le pusimos Maronda porque no encontrábamos nombres y como a mí la gente ya me conocía tocando esas canciones, nos pareció buena idea. Así también aprovechábamos que como a Marc ya le conoce todo Dios pues así evitábamos las comparaciones con La Habitación Roja y poniendole mi apellido recalcábamos más mi parte, que es menos conocida y que el proyecto es más mío porque las canciones las he compuesto yo.

El disco ha tardado mucho en salir. Lo comenzasteis a grabar a primeros de 2009. Os lo habéis tomado con mucha calma.
Pero es que han sido dos años muy tranquilos. No hemos sido como Supertramp que se metían en una granja ajenos a todo y desconectados del mundo. Esto ha sido una cosa muy tranquila, no de lunes a viernes. Nos lo planteamos con la idea de grabar varios eps de cuato o cinco canciones, entonces grabábamos en febrero y luego hasta mayo no volvíamos a quedar y cada vez que grabábamos eran diez días con traquilidad y haciéndolo en cuatro tardes. Era ir acumulando material en temporadas en las que podíamos porque Marc andaba liado con el grupo y yo estaba trabajando de celador en un hospital.

¿Ya teníais la idea desde el principio de hacer un disco?
Surgió la idea cuando nos acabábamos de juntar. Teloneamos a Sr Chinarro y nos vieron los de Absolute Beginners y nos lo propusieron. Nos pidieron material y les gustó. Entonces fuimos perfilando el disco y tras llegar al acuerdo con el sello de Marc para que pudiera participar pues firmamos.

Ya que hablas de Marc, con su grupo La Habitación Roja acaba de editar disco nuevo. ¿Eso va a ser impedimento para el funcionamiento de Maronda?
Tocaremos en directo con Marc y cuando alguna fecha se solape lo arreglaremos sustituyendole puntualmente., pero la idea es tocar con Marc siempre.

¿Entonces con el grupo vais en serio, no es un capricho de banda paralela?
Si, claro. Pero como el que canta soy yo, en algun dia se puede suplir la ausencia de Marc por algo muy justificado pero yo quiero tocar con él porque ha hecho los arreglos del disco.

Para presentar este disco dais un montón de referencias que a más de uno le pueden parecer disparatadas. Mezcláis a Décima Víctima con los Byrds, a Los Brincos con Jesus & Mary Chain... Pero yo, sobre todo, encuentro muchas conexiones con Juan y Junior, sobre todo en las armonías de voz y la construcción de las canciones.
A mí me gustan bastante. El disco que grabaron Juan y Junior en Londres está muy guay. Se está hablando mucho pero tampoco es que sea muy obsesivo el tema de la referencia Brincos.

Te lo comento sobre todo por la forma de dibujar el retrato de los personajes de muchas canciones con ese estilo costumbrista y con una narrativa clásica española como pudiera tener "Anduriña", por ejemplo.
Me gusta mucho la actitud de las canciones de esa época en la forma de componer las letras, con pocos elementos decir muchas cosas. Luego parece que daban vergüenza esas letras por simplonas y abusar mucho del infinitivo y la rima, pero tienen esa inmediatez que se ha perdido bastante. Son canciones que dan un poco de risa porque parecen traducciones literales de otro idioma, pero esa forma de componer a mí me gusta bastante a la hora de escribir.

¿Es un disco sobre mujeres malvadas?
No creas. Es más sobre relaciones en general. También habla de amistad y política.

Pero las mujeres que protagonizan varias de las canciones son unos bichos de cuidado. ¡Siempre sales mal parado!
Si, - Trepidacion


Parece que se han querido dar cita esta semana en el programa los músicos amantes de los viajes y la cartografía. Hace unos días la visita de Grupo Salvaje y esta vez la de Maronda, que es el proyecto de Carlos Maronda, su estreno, su debut, después de haber apilado durante años y años canciones. Le acompaña en esta aventura Marc Greenwood, componente de La Habitación Roja. Y lo de transitar por el mundo de Verne o Stevenson queda reflejado en el título del álbum para el sello Absolute Beginners ("El fin del mundo en mapas"). Con sus guitarras y sus voces nos dejaron una g.a.t.o. para la posteridad unos días antes de su presentación, en casa, en El Loco de Valencia el pròximo 18. Abrimos con la noticia de que ya tiene título el que será el cuarto álbum de Kasabian y recordamos los pasos por nuestro tiempo de L'Altra y Grupo Salvaje esta semana y que Mittens serán protagonistas este jueves. Además, la tercera y última pregunta de esta semana (sobre Los Fresones Rebeldes) para conseguir un bono para el Contempopránea. - RTVE.es


Maronda El Fin Del Mundo En Mapas (Absolute Beginners, 2011)

“Algo cambió en tu interior, debí ser yo, estás mejor…” Así reza una de las canciones del disco de Maronda, lo que transcrito en papel supone una declaración de intenciones, un cambio a la música actual, reminiscencias, muchas, al pasado setentero español, ¿Los Brincos? Si, pero actualizados con guitarras mucho más indies y un poso a La Habitación Roja en el fondo de la taza. Distorsiones y coros para ‘Cambiada’, el primer corte del álbum, que no te engañen, lo que vas a encontrar tras los primeros segundos es mucho más clásico que todo eso, estribillos fáciles y canciones de amor mediterráneo. El mismo corte de sastre que ‘Impresionable’ y ‘Sin Ministerio’, que parece tornarse un poco más actual en ‘Control’, más roja y más habitación que las precedentes, con un potente bajo que agradecen esas guitarras casi desnudas de los primeros temas. ‘Hay Algo Eléctrico Entre Tú y Yo’ devuelve al grupo a las tierras indie, juraría que estamos ante un tema de los discos intermedios de Los Planetas, pero sin la voz-no voz de J, ‘Los Novios de Bélmez’ mantienen el ritmo, que como si de un descanso a los sonidos de antaño se tratara, consiguen que estos dos temas sean los más completos del largo. A partir de ahí la mezcla, si ‘Estrellas y Agujeros Negros’ es antigua ‘La Roma Imperial’ tiene una base más instrumental más compleja, así hasta finalizar e disco, que tanto en’ La Campiña’, ‘Ha Salido El Sol’ o ‘Aléjate’, no propone nada nuevo a lo ya escuchado. ¿El cierre? ‘Buenaventura’, sonidos más años 80, base (y voz) electrónica y casi instrumental en este corte de tres minutos y medio. En definitiva nos encontramos ante un disco que, salvo dos temas intermedios, rememora los veranos setenteros españoles, el mediterráneo de playa y canciones veraniegas, reminiscencias demasiado claras a Los Brincos y a un tiempo ya pasado. Alguien diría que se parece a los míticos Family, pero no digamos mentiras, una reminiscencia lejana y ya, y dediquémonos a escuchar las canciones que merecen la pena del disco.

[Texto]: Santi Fernández

Discografía

El Fin Del Mundo En Mapas (Absolute Beginners, 2010)

Formación

Pablo Maronda, Marc Greenwod, Paco Beneyto y Dani Cardona.

Más información

Maronda [web] - Musicazul


Maronda Dúo musical. Presentan su primer disco, 'El fin del mundo en mapas'
17.06.11 - 00:31 - MARÍA GARDÓ | VALENCIA.
ImprimirEnviarRectificar 1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos2 votos0Comentarios |
En Tuenti

EN DIRECTO
Dónde. Sala El Loco.
Dirección. Calle Erudito Orellana 12.
Cuándo. Sábado 18 de junio, a las 22 horas.
Precio. Entrada a 10 euros (incluye concierto de Damien Lott).
Més información en la web de la sala. www.lococlub.org
Pablo Maronda tenía decenas de canciones compuestas y una buena voz. Llamó a su amigo Marc Greenwood (bajista de La Habitación Roja) y juntos formaron Maronda. Ahora presentan su primer disco, 'El fin del mundo en mapas'. Estarán el día 18 en la sala El Loco.
-Tendrán que estar pendientes de La Habitación Roja para combinar fechas.
-Nos compaginamos muy bien porque no nos coinciden las promociones. Mientras presentamos este primer trabajo, La Habitación Roja ya ha terminado con la vorágine de citas.
-¿Por qué nace Maronda?
-Éramos amigos y nos escuchábamos. Además, congeniamos mucho musicalmente.
-Nombran el fin del mundo, ¿lo ven cerca?
-(Se ríen) Hemos intentado mostrar dos ideas combinadas. La primera de ellas es que cuando a uno le dejan y se acaba una relación, parece que se vaya a terminar el mundo. Pero frente a este desencanto está la ilusión del enamoramiento y el optimismo que conlleva. Es una manera de enfrentar lo positivo a lo negativo en un disco bipolar. Además plasmamos esos viajes de los que hablaba Julio Verne en sus novelas, donde exploraba territorios mediante mapas.
-'Buenaventura' habla de la voz de los ausentes, ¿son los que han salido ahora a hablar con el 15M?
-Siempre han estado presentes. Ahora hay una clase obrera a la que se le llama clase media. Es importante que la gente no se alinee y tenga un pensamiento crítico. Hay que pararle los pies al mercado.
-Es imposible escuchar su disco y no volver atrás en los años, ¿cualquier tiempo pasado fue mejor?
-No son mejores. Los que ocurre es que al mirar atrás se tiene una memoria selectiva. Maronda tiene influencias de lo más dispares y cogemos lo que más nos gusta de cada época. No nos gustan los guetos. 'El fin del mundo en mapas' tiene toques de los 60, 70, 80 y hasta de los años 20. Su resultado es una música atemporal.
-Y en el presente, ¿tienen algún referente especial?
-Señor Chinarro, Lori Meyers y Ariel Pink.
-Cada vez salen más grupos en la esfera alternativa, ¿se está banalizando el concepto 'indie'?
-En un principio eran pocos grupos, pero ahora salen miles de bandas copiando cientos de distintivos. Habría que sanear el concepto 'indie' y volver a los orígenes. Grupos como Radiohead han hecho mucho daño. Además, a la industria de la música le cuesta apostar por algo nuevo.
-¿Cómo ha ido la primera toma de contacto en Valencia?
-A nuestros primeros conciertos vino gente, pero sólo amigos. El boca a boca es lo que nos ha conseguido público. - Las Provincias.es Newspaper


Maronda interview on pages 10 and 11 (see the link of the magazine) - Orpheo nº 47 Magazine


Maronda
Maronda: Licántropo y omnívoroAcaba de publicar su primer disco, "El fin del mundo en mapas"Por Quique Medina - 16/06/2011
Llevo semanas escuchando El fin del mundo en mapas y todavía no he encontrado el rato para escribir las líneas que el disco merece. Pablo Maronda (no lo vamos a esconder a estas alturas) es amigo y colaborador de esta revista y, como la confianza da asco, todavía no he topado con el momento de llamarle para llevar a cabo una entrevista en condiciones.

El tiempo apremia y la sombra del álbum a cada escucha se ha hecho más alargada. Un Lp de catorce cortes sin desperdicio en el que Pablo y Mark Greenwood (La Habitación Roja) se han dado un homenaje sonoro a través del tiempo, echando mano de todo su "melomanismo" y frikismo. Como un hombre lobo de patillas prominentes al que le gusta comer de todo, Maronda ha firmado uno de los trabajos más jugosos y alevósicos de lo que llevamos de año.

La banda (en directo la completan Paco Beneyto de los Midnight Shots y Dani Cardona, de Una Sonrisa Terrible) estará presentando su disco debut en varias salas de la península... y yo sin hacer los deberes mientras intento concentrarme tirando de Spotify.

De repente me lo encuentro en el facebook y me dice que viene de fregar el pasillo, que va a pillar el ordenador con ganas… Decido aprovecharme de la situación…

Estoy escuchando tu disco en Spotify mientras hablo contigo por facebook... ¿Por qué me lo debería comprar? ¿Por qué hacer la entrevista por aquí si nos conocemos?
Porque es cojonudo. Porque somos un poco snobs.

Por cierto, se te ve bastante activo en las redes sociales... ¿crees que son un buen lugar de desahogo para un autor?
Creo que cualquier muro vale para una pintada.

Ahora parece que los "indignados" del 15-M se van de las plazas y seguirán el movimiento por estos cauces... ¿Qué opinas de la gente que ha acampado en las plazas?
Que la plaza como punto de intercambio de ideas ya existía en las polis griegas y en la España de sereno y alguacil. Me parece cojonudo. En la transición se hablaba de mantener vivos los barrios. La pérdida de consciencia social -y el sentido de pertenencia a clase obrera- se ha perdido. Los barrios se han difuminado como entidades con capacidad de autodecisión y gestión cultural y de recursos sociales. Volvamos al núcleo.

¿Aunque nos den palos?
Los palos hay que aguantarlos con estoicismo. En todas las facetas de la vida, lograr lo que uno se propone, no es fácil. Aquí no nos regalan nada. Y lo que es peor: cada vez hay menos margen para el individuo al margen de las corporaciones. Ya está bien. No perdamos el estado de bienestar que lograron nuestros abuelos y nuestros padres por culpa del mangoneo de las corporaciones.

¿Y en la música? ¿También nos están robando lo conseguido años atrás? (lo digo también porque tu disco es un homenaje a muchos sonidos posteriores)
El patrimonio cultural siempre está ahí afortunadamente (ya sólo falta que nos quiten lo bailao, como el pesimista del chiste aquel). Influencias hay de todas las épocas. El disco es una especie de mixtape de mogollón de cosas muy dispares. Si te refieres a que la radiofórmula da la espalda a la música que se sale de los parámetros del Nuevo Orden, siempre nos quedarán cauces al margen para difundir, compartir y conocer.

Por cierto que en la canción que cierra el álbum, “Buenaventura”, te metes en terreno político y hablas de Durruti (el primer anarquista español). ¿Crees que hay muchos “Durrutis” hoy en la Plaza del Ayuntamiento?
No creo. Si estuviera Durruti en el Ayuntamiento, éste llevaría ardiendo cuatro semanas. Durruti estaba a favor de la lucha armada obrera. No creo que se hubiese andado con hostias y malabares.

¿Qué te ha hecho desenterrar a este personaje de la Gerra Civil?
Me molaba el rollo de hablar de Durruti como un Lord Byron de acá, como un héroe romántico incluyendo descripciones del carácter y el entorno más que de la lucha política que eso quedará como telón de fondo. Que la canción se redujera a la parte idealista tratando de cuidar la rima y las palabras.

Pero en realidad parece que tu disco habla casi todo el tiempo de relaciones sentimentales... El otro día leí el libro de Nando Cruz de cómo se forjó el 2º Premio de Los Planetas y, de repente, me enteré que ellos J no hablaba de amor al componerlo sino de su relación con Florent y con la industria del disco... ¿No me pasará lo mismo con El fin del mundo en mapas, no?
Te equivocas: habla del desencanto en toda su amplitud emocional, existencial y política. “La campiña” relata el final de una comuna por culpa de los intereses individuales, y “Buenaventura”, como hemos dicho, esboza un retrato romántico del líder anarquista Durruti. Por contra “Diez Veranos” roza la sci-fi y cuenta la historia de una pareja atrapada en el limbo durante un verano que dura diez años... Como ves hay de todo.

Lo que es seguro que "Sin Ministerio" no habla de Rubalcaba... Por cierto, canción en la - Redacción Atómica Web


20 junio, 2011 | Autor Nacho Serrano
Ya van haciéndose un nombre en el panorama nacional de pop-rock independiente, y con mucha justicia porque su debut, “El Fin del Mundo en Mapas”, es de toma pan y moja, con una lista de temas en la que la brillantez es la norma. Marc Greenwood (de La Habitación Roja, que sigue en plena actividad como él mismo nos recuerda) se ha unido al músico valenciano Pablo Maronda en este bonito proyecto que, a partir del rescate de ciertos usos referenciales de la música española de décadas pasadas, lanza hacia el presente un álbum totalmente contemporáneo -en uno de los pocos sentidos positivos que le queda a la palabra-. Quedamos con ellos en el Espacio UFI de Madrid, que nos cedió amablemente su local de la Plaza Matute para entrevistarles y grabar una pequeña sesión acústica en la que nos tocan su primer single, “Cambiada”.

¿Qué sensación os ha dejado este disco? ¿Hay ganas de más?

(Pablo) Yo grabaría otro, ya mismo.

(Marc) Y otro, y otro…

Brindo por ello. ¿Cuánto tiempo os ha llevado terminarlo?

(P) Dos años, pero muy espaciados. Igual grabábamos siete días, descansábamos dos meses, quedábamos otros diez, volvíamos a parar… Todo en un estudio muy casero, a gustito, escuchando mucha música mientras tanto.

Tocabas estos temas en plan folkie, hasta que te decidiste a vestirlas un poco más, ¿no es así?

(P) Sí, las iba tocando por ahí con mi guitarra acústica, y si te soy sincero no pensaba en que algún día se transformarían. En eso Marc tuvo mucho que ver. Nos conocíamos desde hacía tiempo, y después de escucharlas varias veces me propuso grabarme. De forma natural empezó a involucrarse más y más, y al final lo hemos terminado haciendo juntos.

(M) Y las canciones fueron creándose sobre la marcha, partiendo bastante desde la batería y los arreglos de cuerda, y construyendo lo demás desde ahí.

Vuestra inspiración sesentera no va hacia los clásicos británicos o norteamericanos, sino a nuestras bandas de la época, y que se note tanto demuestra que éstas tenían unas señas de identidad muy fuertes, aunque se inspiraran en lo anglosajón.

(P) Lo que he hecho sería como copiar lo que copiaron ellos, un poco al estilo de cómo lo hicieron ellos, más que copiarles a ellos directamente. Pero me gustan las letras de muchos grupos de rock españoles, así como muy cortas, muy zen. Quise hacer algo así, pero empleando otro lenguaje, sin rollos impostados.

“Las letras de muchos grupos de rock españoles de los 60 eran muy zen”

¿En algún momento pensasteis en cómo quedarían en inglés?

(P) No, jamás, no me gusta nada componer en inglés.

(M) El castellano puede darte problemas con algunas frases, y no queda tan “bonito” a veces, pero la letra siempre te queda más personal, y eso es lo más importante creo yo. Cuando escucho un grupo de aquí que cantan en inglés, por norma general me cuesta creérmelo. ¡Pero si el 90 por ciento de la gente que te va a escuchar habla en español!

(P) Y ya no sólo por el público, a mí me parece mucho más bonito componer en español. Y yo me pregunto, ¿por qué casi nadie se plantea hacer las películas españolas en inglés? ¿Por qué en el cine es distinto?

Curioso planteamiento… Volviendo al disco, en el tema “Control” hay como un salto a los 90 ¿no?

(M) Sí, es muy Pixies…

¿El orden de las canciones plantea alguna especie de “viaje” a través de las etapas del pop-rock español?

(P) Es verdad, empieza muy sesentas y luego va avanzando a cosas ochenteras, noventeras…

(M) Aunque luego al final vuelve un poco a lo sesentero.

Pues eso, como un viaje hasta ahora, el revival sesentero.

(P) Ja, ja, pues casi.

Está claro que en vuestra música hay muchas influencias de los sesenta, que han sido comentadas en vuestras entrevistas: The Byrds, Los Brincos, etc… a mí además me ha parecido ver detalles muy Love en algunos arreglos de cuerda.

(M) Joder, nos alegra mucho que lo digas porque es cierto.

(P) ¡Hombre! Me encanta, sí, sí, por supuesto, de hecho hay canciones que tenemos por ahí que son un rollo muy “Forever Changes”. Me gusta mucho el “Forever”, el “Da Capo”, el primero, incluso el “Four Sail” es una barbaridad. La batería de “August” es una maravilla…

Y con esas canciones, ¿qué vais a hacer? ¿Un EP o algo?

(P) No, directamente un disco, que va a ser más psicodélico.

(M) Si es que teníamos 40 canciones, hay muchas cosas por ahí, algunas parecidas a las que hemos publicado y otras no. Con “El fin del mundo en mapas” no hemos hecho un disco conceptual, en el que algunas canciones no tuvieran cabida por la temática. Simplemente han entrado las mejores.

Pues el disco deja un pequeño poso de “conceptual”.

No es conceptual en el rollo progresivo de “tierra, agua, aire y fuego” y cosas así, pero sí tiene un hilo argumental, que es el de una relación que empieza, que se va desarrollando con todos sus bandazos emocionales, y que termina.

Y la moraleja parece ser que, por debacle amorosa que haya, despu - He reunido a la banda Web


Maronda es la combinación de la visión tranquila y reflexiva de Marc Greenwood con la personalidad inquieta y arrolladora de Pablo Maronda. Juntos han dado vida a este “Fin del Mundo en Mapas”, el primer trabajo de una colaboración que promete darnos muchas sorpresas. Estuvimos charlando con ellos justo antes de su presentación en Valencia.

A Marc el conocemos de La Habitación Roja, pero quizás Pablo es algo más desconocido para el público. Cuéntanos que has hecho en el plano musical antes de publicar este primer disco.

Pablo (P): Yo empecé haciendo maquetas con una Fostex 4 Pistas en casa, fatal, a lo Daniel Johnston en plan casposo... Luego en una segunda fase me dediqué a tocar con una guitarra acústica y ahí ya conocí a Marc, pero yo creo que pasaba un poco de mí porque era un poco friki entonces.

Marc (M): Como si dejaras de serlo ahora. (risas)

Contarnos como os conocisteis y como llegó a tomar forma la idea de hacer un disco juntos.

M: El era ex-novio de una ex-novia mía. Le conocí un día en casa de aquella chica, cuando me levanté por la mañana me los encontré allí a los dos jugando al tenis, pensé “¿Este tío quien es? Le parto la cara ahora mismo.” (risas)

P: Luego hablé con él y me propuso tocar, fuimos a grabar a casa algunas de las canciones que yo tenía. Grabamos un montón de canciones y así surgió el proyecto. Fuimos empezando a grabar y a acumular material. Íbamos cogiendo carrerilla.

M: Yo ya había grabado cosas como productor para La Habitación Roja, me gustaba el tema y tenía equipo y le dije a Pablo “Vente un día a mi casa y grabamos algo a ver que sale”. Lo que salió nos molaba un montón a los dos y ya decidimos hacer algo serio.

P: Lo primero que grabamos fue la toma de voz de ‘La Roma Imperial’ y esa primera toma ha quedado en el disco.

El proceso de grabación ha sido bastante largo. Empezasteis en 2009 y habéis terminado a principios de este año 2011. ¿Porqué tanto tiempo?

P: Pues porque a veces a mi no me apetecía quedar o a él tampoco, estábamos ocupados... De hecho a veces hacemos grabaciones de hora y media y se quedan ahí...

M: Y luego cojo yo el tema sólo en mi casa y le meto unas guitarras o un teclado y luego viene él y vemos si nos gusta. Ha sido un disco hecho a ratitos pero siempre que nos apetecía hacerlo.

Habéis comentado en alguna entrevista que habéis grabado el disco en casa. Contarnos como ha sido el proceso de grabación.

M: Si, hemos grabado todo en casa menos la batería de casi todas las canciones, que ha sido en un estudio.

P: Grabar en casa es lo mejor del mundo. Si grabas un disco en siete días en un estudio, hay canciones en las que a lo mejor tienes que quedarte una toma que es una mierda porque no hay más, o a lo mejor ya has grabado dos canciones y tienes que grabar otra con la voz ya jodida... Cantas con más ilusión cuando llevas un tiempo sin hacerlo.

M: Además de la presión que significa grabar en un estudio donde tienes que grabar en determinadas horas porque vale 300 euros la hora. Es otra historia, tienes que ir con el disco super ensayado. Realmente nosotros, como somos dos, él viene, toca la canción, yo pienso en ese momento el ritmo de batería, lo grabo con un secuenciador, luego meto un bajo luego Pablo una guitarra... Es una forma totalmente diferente de hacer un disco.

Quizás ahora con los medios tecnológicos disponibles no hay ya tanta diferencia entre el sonido que puedes sacar en un estudio y el que puedes sacar por ti mismo..

M: Hombre diferencia siempre ahí, pero yo no creo que sea ya tan importante.

Habéis metido muchos detalles y arreglos en el disco ¿tal vez por esa larga duración del proceso de grabación del álbum de la que hablábamos antes?

M: Claro por que está todo muy pensado. Ten en cuenta que se grababa la canción en un formato muy básico y la llevaba Pablo en el coche, yo en el Ipod y se nos iban ocurriendo ideas.

P: Sobre todo yo que te llamo a las 4 de la mañana diciendo “molaría meter un Gong al final de ‘Ha Salido El Sol’”. Soy un tirano y un Phil Spector... (risas).

De este disco se ha dicho que tiene un montón de influencias, desde el country y el folk americano, pop ingles nombrando a grupos como los Byrds hasta incluso pop nacional de los sesenta como Los Brincos. ¿Que os ha influenciado a la hora de grabar este disco? ¿A que os suena a vosotros?

P: A mi todo eso me gusta, probablemente me haya influido aunque no se decirte en que proporción... Por ejemplo ‘Estrellas y Agujeros Negros’ yo quería que sonara a lo Spiritualized... No sé, hemos oído muchas cosas y luego tú vas completando la canción.

M: Siempre pasándolo por nuestro propio tamiz.

P: Es decir que no sabemos hacerlo bien y luego te queda algo con personalidad. (risas)

En la nota de prensa describís el disco como “los mapas del naufragio de un protagonista que analiza su vida al final del trayecto”. Se trata de un álbum con cierta estructura conceptual.

P: En cierta manera sí. No lo conc - Musicodromo


MARONDA

SEXO, MENTIRAS Y CASSETTES DE CROMO

Dejemos las cosas claras. Maronda es básicamente el proyecto de Pablo Maronda amplificado y redondeado con la unión de Marc Greenwood. No hay casi nada de La Habitación Roja en “El Fin del Mundo en Mapas” (Absolute Beginners, 2011). Ni falta que hace. Pablo, típico caso de músico de habitación, casi anónimo, que decide enredarse con un amiguete y pasa de canciones grabadas en cassettes de cromo a un álbum hecho y derecho en tu tienda de discos. El resultado es un acertadísimo ejemplo de pop variado y transformista. Un ramillete de estilos e influencias de múltiples grupos mezclados de una manera templada. Curiosamente, a pesar de su moderado eclecticismo, no se pierde entre sus vericuetos. Se mantiene compacto hasta el final. Porque realmente Maronda ya tiene su estilo propio: la voz de Pablo y sus letras sobre relaciones tormentosas, repletas de subidas y bajadas emocionales. “Que te lo digo de corazón, que te he querido mejor que nadie, que si regresas será insoportable y sino aún peor”, canta en “Hay Algo Eléctrico Entre Tú Y Yo”, el temas más redondo del disco. Guitarras casi siempre amables, teclados, violas, coros, arreglos tímidos pero efectivos y la veteranía y experiencia de Marc en todo lo que toca. Y en medio de todo, Los Brincos, Radio Futura, Tindersticks, la Velvet, Pixies… y un sinfín de referencias. Un cóctel pop sin artificios, interesante y necesario. “Cambiada”, “La Roma Imperial”, “Estrellas y Agujeros Negros”… y claro, “Buenaventura”, esa joya con delicioso aroma a Donosti. Para amantes del pop español. Para amantes a secas. Pablo, guarda tus viejas demos en cassette. Estas canciones ya no te pertenecen, ahora son de todos. Eso que hemos ganado - NEO2 Blog


Maronda nace de la inquietud fundamentalmente de Pablo Maronda (voz, guitarras, teclados y composiciones) con la ayuda indispensable de Marc Greenwood, de La Habitación Roja a las guitarras, bajo, teclados, coros y programaciones. Dani Cardona, de Una Sonrisa Terrible es el estilista batería en el disco y en la formación de directo. “El Fin Del Mundo En Mapas” (Absolute Beginners) es un debut que suena a maduro y que combina básicamente la mejor herencia del pop clásico español, con los sonidos country-folk de la costa oeste americana y el añadido de algunas guitarras rock y noise que van de la Velvet a Pixies pasando por Jesus And Mary Chain. Sus historias nos hablan de un barco que pilotamos los humanos y que está a punto de zozobrar en todos los aspectos. No hay valores ni solidaridad ya. Al menos aquí tenemos un puñado de buenas canciones que pueden alegrar el día a mucha gente si se paran a escucharles. Nos responde el ideólogo y alma máter, Pablo Maronda.

Lo primero y más evidente. Se supone que sois un dúo formado por ti y por el bajista de La Habitación Roja, Marc Greenwood. También habláis de la banda de directo con Paco Beneyto (Midnight Shots) y el monstruo de Dani Cardona (Una Sonrisa Terrible). Pero el nombre de Maronda y las composiciones prácticamente al completo tuyas, ¿no pueden dar lugar a pensar en un solista bien acompañado?
Pues la verdad es que estuvimos dándole vueltas a nombres muy raros (casi nos llamamos Los Rainieros), pero al final nos decantamos por Maronda porque yo llevaba tiempo tocando el repertorio en acústico, sin amplis ni micros, de una manera un poco destartalada, y a la gente se le quedaba el nombre. Soy muy partidario de probar los repertorios “en bruto” antes de entrar a grabar. Y siempre he sido fan del rollo Greenwich Village: tocar a tumba abierta, sin electrificar, en sitios pequeños, dándole cancha a canciones a medio hacer. Con respecto a mis composiciones, aunque casi todas llegaban ya finiquitadas al estudio de Marc, él ha metido mano en los arreglos y la estructura de todas. Me sugería repetir estribillos y reforzar algunos elementos. O eliminar directamente otros que a priori parecían muy claros. Las canciones son mías, sí, pero el sonido final pertenece a los dos.

Para los que aún no te conozcan y brevemente, ¿qué ha hecho Pablo Maronda hasta ahora en el mundo de la música?
Pues escribir en fanzines y blogs de crítica musical -aprovecho para venderme a los señores editores: escribo rápido y bien, soy un redactor la mar de aseado-, tocar de vez en cuando en plan folkie, y salir de parranda con músicos afines.

El título, “El Fin Del Mundo En Mapas” (Absolute Beginners), el digipack y la presentación son toda una gozada. ¿No serás tú un Nostradamus de esos que pronostica que este mundo se acaba ya? ¿o lo terminamos nosotros, humanos o no, a hostias?
El mundo hace tiempo que ha terminado. Vivimos una ilusión óptica y acústica de lo que fue. Los colores están muy conseguidos y las personas también. Pero debajo no hay nada. Solo niebla eléctrica y mala señal. Estamos en feedback existencial. Y el que tenga dudas que se lea los tebeos de Miguel Brieva. Soy fan absoluto de sus digresiones y su misantropía avanzada.

¿Sobre qué tratan, un poco en general, las historias que quieres contarnos en estas 14 variadas canciones?
Cada canción parte de un impulso diferente. Aunque los temas clásicos se repiten, el rise and fall de las relaciones de pareja en tres pasos: encantamiento-distorsión-batacazo; el horror que embarga a cualquier persona medianamente sensible que convive en esta plaza de mercado globalizado que es el mundo real; y el compromiso ético y estético con los referentes de una era, el siglo XX, de la que –a este paso- no va a quedar ni la marca del derrape final. Los Kinks lo explican muy bien en The Village Green Preservation Society. En los bares ya no hay máquinas de pinball, y los objetos de uso diario son desechables y horrendos. […] “El fin del mundo” en cierta manera es un disco conceptual. Hay un protagonista que se enamora, sufre, pierde, vuelve a conocer a alguien… Y en el camino se plantea una serie de dudas afectivas e ideológicas. Deja de creer en los demás para creer en si mismo, y sale reforzado.

Bueno, destripemos un poco estas eclécticas canciones. La primera referencia que nos da tu sello es para mí acertadísima. Se respira un toque a Los Brincos en muchos temas. Sobre todo yo lo veo en ese en ese ensoñador arranque lleno de buenas voces, preciosos arreglos y romanticismo que traen “Cambiada”, “Impresionable” (aquí también con estupendos ecos a The Byrds) y “Sin Ministerio”.
La verdad es que nos encantan Los Brincos, en todas sus formaciones. Yo soy fan absoluto de “Contrabando”. Y sí, el “trío vintage” que abre el disco remite directamente a esa época de una manera absolutamente intencionada. En cualquier caso no hemos intentado reproducir nada ni hacer un ejercicio de mimetismo formal. Nuestras canciones su - Paisajes Electrics


Maronda
Publicado el 17 junio, 2011 por Juan Rebenaque · 1 Comentario · 212 lecturas
El fin del mundo en mapas es el primer álbum de este dúo formado por Pablo Maronda y Marc Greenwood (La Habitación Roja).


ARTISTA: Maronda
TÍTULO: El fin del mundo en mapas
DISCOGRÁFICA: Absolute Beginners

El primer álbum del proyecto de Pablo Maronda y Marc Greenwood (La Habitación Roja) ya está a la venta. Los grupos de guitarras de la costa oeste y el folk americano, son las referencias capitales de un dúo que también mira hacia el pasado del pop español.

El fin del mundo en mapas es el diario de una catástrofe: los indicios dispersos de una tragedia irreversible, los mapas del naufragio -emocional e ideológico- de un protagonista omnisciente, que analiza su vida al final del trayecto y descubre que es casi como volver al principio: el verdadero apocalipsis es que no estamos muertos y todo empieza una y otra vez, sin posibilidad de redención.

Pero El fin del mundo en mapas es también la clave para llegar hasta el fin de la tierra. El fin del mundo que la antigüedad imaginaba en grabados y relatos, como un abismo fabuloso donde el mar se vertía en el tapiz negro del cosmos, y que “buscaron” en los libros de baratillo decimonónico, los relatos avanzados a su tiempo de Julio Verne, H.P. Lovecraft o Robert Louis Stevenson.

Videoclip del primer single, Cambiada:

- Zona Musical


Maronda
«El fin del mundo en mapas»
Absolute Beginners (4 stars)
Lo que fácilmente podría haberse quedado
en ejercicio de estilo, despega de forma
inesperada y espontánea hacia un trabajo
que ya se encuentra entre lo mejor del
pop-rock nacional en lo que va de año.
Las hechuras melódicas basadas en los
60 españoles –léase Brincos y similares–
renacen con exquisitez en este disco que
sólo plantea dudas cuando intenta trazar
un viaje hacia otra década menos lúcida
para la melodía, los 80. I. SERRANO - ABC Newspaper (06/24/2011)


MARONDA
El fin del mundo
en mapas
(Absolute Begginers)
POP
És saludable la intensa activitat que estan
portant a terme tots els components de la
popular formació valenciana La Habitación
Roja: la banda mare editant un àlbum de
versions, Pau Roca amb Litoral obrint-se
camí en el folk-pop en català, i ara Marc
Greenwood i Pablo Maronda en aquest altre
projecte signat amb el cognom del segon.
Maronda sap conjugar l’essència del pop
espanyol dels seixanta amb la immediatesa
dels vuitanta, sense oblidar el compromís,
tal com fan en dedicar “Buenaventura” al
mític milicià anarquista Durruti. X.M. *** - Enderrock Magazine July 2011


Vitoria Concierto: Al caer la noche (Artium. 22.00. Gratis). Conciertos al aire libre, proyecciones con música en directo y danza en la calle. La gallega Verónica Ferreiro abre el ciclo de conciertos con su jazz, funk y neo-soul. El 8 de julio actúa Parade y el 29 Maronda. - El Pais.com


Danza contemporánea, conciertos, proyecciones audiovisuales y cine documental musical para las noches de julio y agosto
VIERNES, 01 DE JULIO DE 2011 10:00 ARTEZBLAI SECCIÓN: PROGS Y GIRAS
Share


Al igual que sucediera el pasado año, ARTIUM va a llenar las noches de los viernes del mes de julio de música, danza e imágenes, y todo ello al aire libre- Al caer la noche comienza el viernes 1 de julio con el concierto de Verónica Ferreiro, integrado a su vez dentro del programa Jazzaharrean, la serie de conciertos de jazz organizados por diferentes colectivos y entidades del Casco Viejo de Vitoria-Gasteiz. Verónica Ferreiro es una cantante coruñesa que combina temas propios con versiones de otros artistas contemporáneos de jazz, funk y neo-soul. Ferreiro comenzó como solista en el coro Gospel Factory y ha colaborado para varios grupos y artistas, aunque en ARTIUM se presenta con su propia banda, Verónica Ferreiro Band. Tras Verónica Ferreiro el 8 de julio le tocará el turno a Parade, nombre bajo el cual se esconde Antonio Galvañ. "El genio de Yecla" lidera desde 1994 este proyecto que empezó como una manera de unir la ciencia ficción y la tecnología aplicada a la música pop. Además de músico, Galvañ es productor y ha colaborado en varios discos. Parade acaba de publicar su sexto álbum, Materia oscura, que presentará en ARTIUM y que está plagado de humor negro y de referencias a la literatura, al cómic y al cine.

El tercer viernes de julio, el día 15 del mes, la danza contemporánea tomará el relevo a la música con las piezas de Lucio Baglio, Matias Zanotti y Janet Novas. Lucio Baglio interpretará solo Entre otros, y junto a Matías Zanotti mostrarán el proceso de un nuevo trabajo llamado Caer en querer (Love in fall). Janet Novas interpretará su solo Marieta, pieza con la que ha viajado por festivales nacionales e internacionales.

Por otro lado, el viernes 22 de julio, el grupo Maobi, compuesto por cuatro músicos -Gary Lawrence Soubrier (voz y guitarra), Arnaud Roy (arpa y coros), Pascal Delage (batería) y Julien Desrante (bajo) - y el ilustrador Anael Seghezzi, presentará en el exterior de ARTIUM un concierto ilustrado. El grupo francés mezclará rock, arpa, improvisaciones de jazz e incluso melodías tradicionales africanas con ilustraciones en directo que se irán creando al ritmo de la música y que se podrán ver desde una pantalla.

Maobi comenzó su andadura en el Festival Internacional del Cómic de Angulema con el espectáculo Le feu du dedans (El fuego interior) que comienza con la historia de un hombre que camina solo por el desierto. Este año el grupo ha publicado un disco basado en ese espectáculo, The fire Within.

El último día de Al caer la noche será el viernes 29 julio con el concierto de Maronda. El dúo está compuesto por Marc Greenwood, miembro de La habitación roja, y Pablo Maronda y mezcla sonidos de armonías y guitarras eléctricas de la costa oeste y el folk estadounidense con ritmos del pasado del pop español. En El fin del mundo en mapas, su disco debut aparecido en mayo de este año, se aprecian influencias de grupos como Los Brincos, Pixies, Velvet Underground, Nacha Pop o Radio Futura. Maronda es considerado por la crítica como uno de los grupos revelación de la temporada en el panorama musical indie.

Todas las actuaciones tendrán lugar a las 22.00 horas en el exterior de ARTIUM. Acceso gratuito.

Durante el mes de agosto, y por segundo año consecutivo, el centro-museo se centra en el cine documental musical. Desde el rock o el jazz, hasta el soul o el punk, las películas propuestas invitan a conocer de cerca no solo diversos estilos musicales, sino también un género audiovisual que pugna por salirse de los márgenes de los festivales para ocupar otros espacios.

En vivo y en directo II, tendrá lugar del 18 de agosto al domingo 28 de agosto -18,19, 20 y 21 y 25, 26,27 y 28-, durante estos días se proyectarán películas documentales musicales a las 20:00 horas en el Centro-Museo y además se obsequiará con una copa de vino a las personas que asistan.

El ciclo comenzará el jueves 18 de agosto con un documental sobre el grupo The Doors llamado When you´re strange: A film about the Doors y seguirá al día siguiente, viernes 19 de agosto, con la película The White Stripes: Under great white northern lights. El sábado 20 de agosto se proyectará Soul train: the hippest trip in America, un largometraje sobre un programa que documentó la evolución de la música negra en los Estados Unidos y el domingo 21 de agosto se podrá ver Sex & Drugs & Rock & Roll: The live of Ian Dury, un biopic que narra la historia del punk-rocker Ian Dury.

La segunda semana de En vivo y en directo II continuará el jueves 25 de agosto con Coming back for more, la búsqueda del director del film Willem Alkema del músico Sly. Al día siguiente se proyectará un documental sobre Scott Walker, Scott Walker: 30 century man, y el sábado 27 de agosto se podrá ver Let´s get lost, una película sobre la vida - Artez Blai


Maronda ante popque si

por JAIMENOVO en JULIO 8, 2011 en ENTREVISTA POP

Dentro de muy poco, el grupo Maronda nos visitará y tendremos una charla con ellos para que nos cuenten cositas de su nuevo disco “El fin del mundo en mapas”: Todo un despliegue sonoro en forma de pop. Nos han dejado un saludito.

Saludo de Maronda

Os recomendamos esta …popque si…

“Hay algo eléctrico entre tu y yo”



Gracias Pablo y Marc.

Fdo …popque si…
- popque si blog


Maronda – “El fin del mundo en mapas” (Absolute Begginers, 2011)
POR CHARLYH, EL 23 - 10 - 2011

¡Qué cosa tan maja han hecho Pablo Maronda y Marc Greenwood (La Habitación Roja) con este primer trabajo firmado por Maronda y llevando el título de “El fin del mundo en mapas“!
Son catorce canciones que rezuman pop, de bueno, del sesentero, tanto cañí como americano e incluso british. ‘Cambiada‘ son Los Brincos, como también pertenecen a ese club ‘Impresionable‘ y Sin Misterio‘. ¿Y quien puede despreciar a unos Brincos? Nadie, y menos si los chicos de Maronda actualizan ese legado sonoro. Como si fuese masa de pan fermentada, el álbum crece hasta alcanzar su plena madurez con ‘Control‘, sucia, eléctrica y dolorosamente potente. Tienen pasajes que recuerden a Los Pixies, a la Velvet Underground, Byrds, a -los antes mencinados- Los Brincos, incluso algún retazo de Los Planetas (como en ‘Hay algo eléctrico entre tú‘) o Family en ‘Un soplo en el corazón’.
No podían faltar los homenajes: ‘Buenaventura‘ es uno de ellos, recordando al anarquista asesinado durante la Guerra Civil Buenaventura Durruti. Otro supuesto homenaje tendría cabida en ‘Aléjate‘ con guiño al tristemente fallecido Sergio Algora. ¿Y qué les parece el prometedor clásico ‘Los novios de Bélmez‘?
Un LP que lo tiene absolutamente todo. Pop alternativo con ecos oldies llevados a la modernidad. No se pierdan a Maronda y este “El fin del mundo en mapas“, pues no les va a defraudar.
Texto: Charly Hernández
- Mundo Musica


Discography

“El Fin del Mundo en Mapas” (2011, Absolute Beginners Records). "El fin del Mundo en Mapas" is the debut album of this spanish pop band.

Photos

Bio

The Group

Maronda is a musical project by Pablo Maronda (Valencia 1978) and Marc Greenwood (Valencia 1980), the bassist for La Habitación Roja. Joining them in a live performance are Paco Beneyto (Midnight Shots) and Dani Cardona (Una Sonrisa Terible).
The guitar groups on the east coast and American folk are the main references of this duo that is also looking into the past of Spanish pop.

The Album

Recorded on the run between Marc Greenwood’s home and Dani Cardona´s studio between February 2009 and August 2010, “El Fin Del Mundo en Mapas” (The End of the World in Maps) is a diary of a catastrophe: the dispersed signs of an irreversible tragedy, the maps of shipwrecks- emotional and ideological- of an omniscient presence that analyzes its life at the end of the journey. And, it discovers that it is almost like returning the beginning: the true Apocalypse is that we are not dead and everything begins again over and over with no possibility of redemption. But, “EFDMEN” is also the key to arriving to the end of the world. It is the end of the world that the Ancients imagined in engravings and stories as the fabulous abysm where the sea pours into the black tapestry of the cosmos, and that “they sought” in the books of 19th century rummage sales- those ahead of their time stories by Jules Verne, H. P. Lovecraft, or Robert Louis Stevenson.